Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Viernes, 2 de agosto de 2013

AIndustria de Diseño Textil (Inditex S.A.), la sociedad española que distribuye exclusivas líneas de ropa como Zara, Pull & Bear y Massimo Dutti, solo le queda recurrir a la vía administrativa para lograr el registro de la marca de jeans Z1975. La compañía pretendía que dicho signo identifique productos suyos de la clase 25 de la Clasificación Internacional de Niza, y por eso recurrió a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). Sin embargo, el ente le negó esa posibilidad en dos oportunidades.

De momento, el nombre no puede registrarse porque la SIC estima que “existe el riesgo de confusión” con la marca Z1906, de la italiana Zambon S.P.A., que en 2010 ganó la concesión para comercializarla hasta el 29 de enero del 2020. 
 
Inditex es uno de los principales distribuidores de moda del mundo y cuenta con 6.058 establecimientos  en 86 mercados, en donde también compite con los formatos Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe. La marca que pretende registrar incluye ropa deportiva y de cuero, y diversos accesorios. Zambon, en cambio, es una farmacútica italiana que registró el nombre Z1906 bajo la misma clase de  Niza: “Prendas de vestir, calzado, artículos de sombrerería”. 
 
La Directora de Signos Distintivos de la Superintendencia resolvió el 30 de noviembre de  2012, en primera instancia, que “los signos apreciados en conjunto (Z1906 y Z1975) presentan similitudes susceptibles de generar confusión o inducir a error al público consumidor”. Y agregó que el reemplazo de los números ‘06’ y ‘75’ no permite establecer “una clara diferenciación”, puesto que la expresión ‘Z19’ contiene mayor impacto. 
 
El 12 de junio de este año se resolvió la apelación presentada por Indetex contra el primer anuncio, el Superintendente Delegado para la Propiedad Industrial (e) concluyó  que, en efecto, hay “una estrecha” conexión competitiva con el producto de Zambon. “Así mismo comparten la misma naturaleza, finalidad, canales de comercialización, y medios de publicidad”. 
 
Juan Carlos Martínez, profesor de la facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de la Sábana y exabogado del Grupo de Apelaciones de la Delegatura para la Propiedad Industrial de la SIC, concuerda con la postura del ente de control e insiste en que una marca debe permitir al consumidor medio individualizar un producto y servicio, asociarlo a un origen empresarial determinado y atribuirle un nivel de calidad. “Permitir que en el mercado confluyan signos distintivos cuyos elementos no gocen de la entidad suficiente para impedir que pueda configurarse un riesgo de confusión o de asociación, sería admitir una alteración ilegitima del mercado”. 
 
En sus alegatos, Inditex asegura que su formato Zara, con la que quiere distribuir la marca Z1975, posee notoriedad. La SIC advierte al respecto que, si bien es cierto, esta fue declarada “única y exclusivamente” para Zara “y no es posible hacer extensible dicha condición a la Z1975, pues a pesar de que se trata de marcas del mismo titular, únicamente comparten la letra Z”. 
 
Inditex puede presentar una demanda administrativa ante el Consejo de Estado, que, si así ocurre, será  quien tenga la última palabra sobre el registro o no del signo Z1975.
 
 
Antecedentes
 
 
Industria de Diseño Textil S.A. pidió el 28 de junio de 2012 que se registrara la marca Z1975  “para distinguir prendas de vestir, calzado, artículos de sombrerería”, entre otros, solicitud que ha sido negada por la SIC. En su apelación, la firma de abogados  Brigard & Castro,   que representa a Inditex, no acepta “que se niegue el registro de una marca que contiene caracteres numéricos específicos por la sencilla razón de que esté registrada otra con caracteres numéricos ordenados de forma diferente”.