Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co martes, 2 de julio de 2013

Desde ayer empezó a regir el fallo de la Corte Constitucional que acabó con las millonarias pensiones a las que accedían algunos magistrados y congresistas.

La decisión ordenó que ninguna pensión debe superar los 25 salarios mínimos vigentes y que serán los fondos de pensiones los encargados de reajustar las mesadas. El diálogo con LR, Germán Calderón España, abogado que presentó la demanda que buscaba tumbar dichos privilegios, habló sobre la polémica que ha generado la decisión entre los magistrados y las demandas de nulidad que ha recibido la Corte Constitucional en los últimos días.

¿Qué ambiente ha evidenciado con este fallo que tumbó el régimen de pensiones millonarias?
El ambiente no es fácil, y se muestra más complejo a partir de ayer, fecha en que empezó a tener efectos la decisión de la Corte Constitucional con relación a los regímenes especiales de pensiones millonarias. Es difícil porque son altos dignatarios los que se ven afectados, es decir, el fallo recae en el poder político y judicial, pero el resto de los colombianos está ganando por los efectos económicos que tiene la resolución. Mi vida ha cambiado desde la decisión de la Corte.

¿Cuál es su opinión sobre la solicitud de nulidad que hizo la Procuraduría?
Habría que analizar los efectos retrospectivos que la Corte impuso en su decisión. Quiero aclarar que la Corte falló con efectos retrospectivos, pero los demandantes no lo solicitamos más allá de diciembre de 2010.

La Corporación ha hecho un análisis muy amplio sobre la temática de la retrospección y la retroactividad de los efectos de un fallo y ha sostenido que todas las pensiones se deben reajustar a un tope máximo de 25 salarios mínimos mensuales vigentes. Aquí radica el argumento central de la Procuraduría para establecer que se violan los derechos adquiridos, el debido proceso y algunos fundamentos del principio de la seguridad jurídica. No obstante, el fallo es claro en establecer que no se violan estos derechos porque fueron obtenidos con unos factores salariales que no debieron tenerse en cuenta.

¿Qué piensa de la solicitud de nulidad de varios exmagistrados?
Es una asociación de exmagistrados que dirige Javier Henao Hidrón, quien también argumenta que se violaron esos derechos adquiridos. Es la misma posición de la Procuraduría, la cual se va a debatir a través de los efectos retrospectivos que tiene el fallo.

Igualmente, son pocas las nulidades que se han decretado
En materia de nulidades existen unas relativas y otras absolutas, yo particularmente no veo que ninguna de las dos se presente en todo el proceso que se adelantó para finalmente concluir en acabar con el régimen de pensiones millonarias. Considero que la Corporación no ha tenido irregularidad y no han existido situaciones que generen nulidad.

¿Se habla de un choque de trenes entre diferentes decisiones judiciales?
La decisión en sí es un ‘choque’ frente a todo lo que ha establecido el Consejo de Estado, y lógicamente en la medida en que salgan decisiones contrarias se generará un conflicto, pero la última palabra siempre la va a tener la Corte Constitucional.

¿Cree que se puede presentar una avalancha de demandas?
Pienso que la gran avalancha podría ser como máximo de 1.100 tutelas que son las pensiones privilegiadas. Esperemos el resultado en las corporaciones de la rama judicial en donde se instaurarán las tutelas. Considero que esas tutelas terminarán con un resultado acorde con el fallo hasta ahora proferido por la Corte Constitucional.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.