Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Carlos Eduardo González

lunes, 20 de febrero de 2017

Los designados en este Gobierno han sido Juan Carlos Esguerra, Ruth Stella Correa, Alfonso Gómez Méndez, Yesid Reyes y Jorge Eduardo Londoño, quien presentó su carta de renuncia la semana pasada para no inhabilitarse en las elecciones de Senado del próximo año. 

Con la salida de Londoño los retos que vienen para esta cartera son varios, entre los que resaltan la mejora del sistema carcelario y el cumplimiento de los acuerdos de paz entre el Gobierno y las Farc. 

Julio Sampedro, decano de la facultad de Derecho de la Universidad Javeriana, opinó que se debe fortalecer la justicia. El académico resaltó que el reto más importante para quien llegué a este puesto es “enfilar su actividad a la consecución de los acuerdos de paz”.

En el mismo sentido se expresó Juan Manuel Charry, abogado constitucionalista, quien dijo que el nuevo jefe de la Justicia debe “impulsar y coordinar los acuerdos de paz con las Farc”, teniendo en cuenta “que las medidas que se dicten sean armónicas entre ellas, que estén coordinadas, que no generen confusiones, que sean de fácil aplicación y oportunas”. 

Por otro lado, y según el artículo 2 del decreto 2897 de 2011, que reestructuró la cartera, entre las funciones del Ministro de Justicia está la de hacer seguimiento y evaluar la política en materia criminal, carcelaria y penitenciaria. 

En opinión del académico  Sampedro, no todo debe pasar por construir más cárceles, ya que eso no ha solucionado el problema, sino que “el sistema debe dar más alternativas”. 

Según cifras del  Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), desde que asumió el presidente Santos se han creado 10.000 cupos para reclusos, pero han llegado 36.843 nuevos  presos, por lo que los expertos opinan que este es un asunto que debe revisarse de manera estructural. 

A pesar de que Londoño no tuvo un período prolongado dentro de la cartera de Justicia,  Sampedro indicó que “hizo una muy buena labor. Además, es una persona con gran credibilidad en el sector de la justicia”, pero el que llegué tendrá que “fortalecer una visión moderna de una administración de justicia”, y para esto no se necesita una reforma, como se intentó en el pasado, sino una “generación de cultura y de comportamiento, que vaya en articulación con el Gobierno nacional”, explicó el decano.

En lo que respecta a una reforma, Charry señaló que este Gobierno, que ya pasó la mitad del tiempo de su período, debe centrarse, por todo lo que implica, en la tarea de implementar los acuerdos de paz y dejarle una reforma estructural al próximo presidente.

Las opiniones 

Julio Sampedro
Decano facultad de derecho Universidad Javeriana

“Los retos para la persona que llegue al Ministerio de Justicia tienen que ver con enfilar su actividad a la consecución de los acuerdos de paz y también es importante el manejo de la situación carcelaria”.

Juan Manuel charry
Abogado constitucionalista
“Es un Ministerio que no ha tenido claridad en su misión y está compartiendo las funciones con la Rama Judicial, esa falta de claridad con esa misión limitada le quedó después de 1991”. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.