Martes, 7 de febrero de 2012

La Corte Constitucional le ordenó a los ministerios de Educación y de Salud que elaboren, en el término de seis meses, una política pública eficaz y precisa de atención a la población discapacitada la cual deberá tener en cuenta las nuevas terapias alternativas que se están desarrollando a nivel mundial.

El pronunciamiento se dio al fallar varias tutelas contra entidades prestadores de salud que negaron servicios que requerían pacientes en condición de discapacidad, esto con el argumento de que los referidos tratamientos estaban fuera del Plan Obligatorio de Salud (POS). En ese sentido la Corte estimó que es ineludible aplicarlos para paliar la situación de los pacientes y brindar una mejor calidad de vida. De acuerdo con la Corte, estas terapias “deben ser prestadas en forma que optimice el desarrollo educacional a la par con la estabilización en salud, su recuperación, habilitación y rehabilitación debe contener todos los elementos óptimos, tanto del orden de salud como de educación, según se requiera”.En los casos tutelados se hace referencia a terapias que no fueron aprobadas por el Comité Técnico Científico, como acuaterapia, animalterapia, musicoterapia, equinoterapia y estimulación magnética cerebral para pacientes con síndrome de Down y del niño hipotónico.