Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Jueves, 8 de septiembre de 2016

Ya pasada la hoja y luego de la elección del Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez y de la del Defensor del Pueblo, Carlos Negret; quedan dos cargos importantes que deberán definirse antes de terminar 2016: el sucesor de José Darío Uribe en el Banco de la República y el reemplazo de Ordóñez.

Las cartas ya están sobre la mesa y tres pesos pesados de la política están la carrera.  Fernando Carrillo (ternado por el Consejo de Estado), Jorge Fernando Perdomo (ternado por la Corte Suprema de Justicia) y Eduardo Pizano (sería el ternado del presidente Santos), deberán ‘pelearse’ los votos de los 103 legisladores.

Aunque la premisa de los entes de control e investigación debería ser total independencia, lo cierto es que sus procesos de elección están marcados por decisiones políticas. Cabe recordar que, omitiendo a Ordóñez (conservador), desde hace más de 15 años a la Procuraduría la han tenido los liberales: Edgardo Maya (2001- 2009), Jaime Bernal Cuellar (1996-2001), Orlando Vásquez Velásquez (1994-1996, destituido) y Carlos Gustavo Arrieta (1990-1993).

¿Los partidos de la Unidad Nacional se pondrán de  acuerdo para que  los liberales vuelvan a brillar en la Procuraduría o le harán caso al candidato del presidente? Conforme con Juan Manuel Charria Segura, abogado constitucionalista, Carrillo, hoy sin conocerse el ternado de Santos, tiene altas probabilidades de ser el sucesor de Ordóñez pues es cercano al presidente (fue su ministro de Interior en 2012) y a otros gobiernos con la misma corriente política (fue ministro de Justicia del expresidente César Gaviria), además, es conocido por ser el promotor de la séptima papeleta que desencadenó en la Asamblea Nacional Constituyente de 1991. Por su parte, Perdomo aunque no terminó bien parado con Santos tras la distancia tomada por el exfiscal Eduardo Perdomo no se puede olvidar que es el candidato del expresidente César Gaviria, uno de los grandes coordinadores del plebiscito por la paz. “A Perdomo le habían prometido la Fiscalía y como se la dieron a Martínez han ido buscando la forma para que sea ternado en algún ministerio público”, dijo Charria Segura.

Entre tanto, de ser Pizano el escogido por el presidente, la puja se pondría aún más difícil ya que para Luis Freddyur Tovar, constitucionalista de la Javeriana de Cali, el exministro, excongresista y presidente de Naturgas también ha estado muy inmerso en la corriente política. Aunque en varias oportunidades ha sido enfático en afirmar que no tiene partido y es independiente y de hecho, bajo esa premisa fue candidato a la alcaldía de Bogotá, no se puede obviar que fue Ministro de Desarrollo en el Gobierno de Andrés Pastrana.

Propuestas

La paz ha sido la constante en la propuesta de los ternados. Carrillo expuso que debe haber una Procuraduría que garantice lo establecido en los acuerdos de paz para velar por los derechos de los colombianos. En la misma línea, Perdomo propuso un seguimiento de los acuerdos de paz desde el Ministerio Público. Abogó por los derechos humanos y en especial en los de las víctimas contempladas en el punto cinco de los acuerdos.  Por su parte, no se han conocido las propuestas de Pizano  pero en una entrevista con Diana Calderón  dijo que quiere ser procurador para trabajar por la radicación de la corrupción y para devolverle la credibilidad que ha perdido la institución.

De acuerdo Humberto Suárez, experto en diálogos de paz, era de preverse que la paz iba a ser uno de los pilares de las propuestas debido a la coyuntura actual que vive Colombia; además, “porque la figura del procurador se creó para velar por los derechos humanos y el tema de la paz está ligado al propósito”, dijo Suárez.

Así las cosas, el Senado de la República tenía hasta el 16 de diciembre para concretar  la elección pero ahora deberá adelantar el proceso pues la entidad entró en una interinidad, que no le conviene en tiempos de paz.

Ordóñez y el no

Aunque la decisión fue sorprendente porque se tomó cuatro meses antes de terminar su período, esta no es la primera vez que se tumba a un procurador. En 1996, la Corte Suprema de Justicia destituyó al entonces procurador Orlando Vásquez Velásquez por obstaculizar la administración de justicia y orquestar una investigación montada contra el fiscal Alfonso Valdivieso. Ordóñez anunció que no presentará tutela para reversar el fallo pero  ahora deberá encarrilar su figura política de cara a las elecciones de 2018, haciendo así mismo, una ardua campaña por el no en el plebiscito. 

Las opiniones

Juan Manuel Charria Segura
Abogado constitucionalista

“Carrillo tiene grandes posibilidades de ser procurador pues fue ministro de Interior de Santos; ministro de Justicia de Gaviria y es reconocido por ser el promotor de la Séptima Papeleta”.

Humberto Suárez
Experto en diálogos de paz

“Era de preverse que en las propuestas de los ternados iba a estar la paz pues es el tema coyuntural actual. Además, la figura del procurador se creó para velar por los derechos humanos, algo ligado con la paz”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.