Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Martes, 22 de octubre de 2013

La multinacional Pfizer perdió la última oportunidad de obtener alguna exclusividad en el mercado nacional sobre el sildenafil, más conocido como Viagra. La biofarmacéutica, originaria de Estados Unidos, desistió ante el Consejo de Estado de la demanda que había interpuesto hace ocho años contra las resoluciones de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) en la que se le negó la patente al procedimiento de elaboración del producto.

El proceso que culminó en julio de este año con la renuncia de la norteamericana, se inició en 1997. La solicitud de patente de invención reclamaba 17 reivindicaciones para el procedimiento de preparación del sildenafil, ingrediente activo del Viagra. “Comprende la ciclación de un compuesto”, señala la acción de nulidad y restablecimiento del derecho que presentó la compañía, representada por el bufete Olarte & Moure Asociados.

El argumento de la compañía fue que no se conocía un procedimiento eficaz para producir el fármaco, con anterioridad a la ruta de síntesis divulgada por la petición. Para ello, aportó la concesión patentaria que obtuvo “en más de 90 países diferentes” como Gran Bretaña, Estados Unidos, Japón, Canadá, México, Perú, Ecuador y Chile, entre otros.

La Superintendencia de Industria y Comercio, sin embargo, negó en 2004 el privilegio. Entre otros motivos, porque “el pasar la ciclación de paso número dos al último paso en el procedimiento para la preparación de sildenafil, carece de nivel inventivo”.

Lo que sostiene el organismo es que el procedimiento que Pfizer pretendía concesionar, es una derivación de uno ya existente en la técnica de elaboración. “Se presenta la misma solución que se propuso en el citado antecedente, debido a que fácilmente se advierte que esta revela un método que muestra los mismos pasos y que persigue el mismo propósito”.

OTROS TRES CONCEPTOS EN CONTRA
El caso llegó en 2004 a la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado, luego de que Pfizer entablara la demanda de acción de nulidad y restablecimiento del derecho contra la Nación, por intermedio de la Superintendencia y las resoluciones que profirió en 2003: la 09238 del 31 de marzo y 19538 del 14 de julio.

En esta última instancia, el Consejo designó como auxiliar de la justicia a la química Pamela Ocampo Castrillón, para que emitiera un dictamen sobre el pleito.

En su informe, de fecha 30 de enero de este año, la especialista emitió un concepto similar al de la SIC. “La presente solicitud utiliza un procedimiento de síntesis convergente, invirtiendo los pasos de preparación, buscando optimizar el proceso de la anterioridad, reivindicando solo el proceso de ciclación del compuesto (II)”, concluyó. La opinión de Ocampo también coincidió con las del Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional y la de una profesora de la Universidad de Buenos Aires (Argentina). Ambas instituciones fueron contactadas por el bufete Reyes & Reyes, apoderado de la empresa colombiana Tecnoquímicas, que en el trámite ante la Superintendencia se constituyó en opositora de Pfizer y ante el Consejo de Estado, tercera interesada. “Creemos que lo que determinó la retirada de Pfizer fue que el dictamen de la señora Ocampo fue contrario a sus intereses. Y no sólo su dictamen, sino que lo confirmó al responder unas preguntas que luego hizo Pfizer para pedir aclaración”, indicó el abogado Juan Pablo Reyes.

El desistimiento de Pfizer fue aceptado el 29 de julio de este año por el Consejo de Estado, que ordenó archivar el proceso y además condenó “en costas” a la biofarmacéutica. De esta manera quedó justificada la contraposición. La sociedad Pfizer Research and Development Company presentó el 13 de junio de 1997 ante la Superintendencia de Industria, una solicitud de patente de invención cuyo capítulo reivindicatorio reclamaba, mediante 17 reivindicaciones, un procedimiento para la preparación de un compuesto de fórmula I (más conocido como sildenafil, el ingrediente activo del producto comercialmente identificado con la marca Viagra), que comprende la ciclación de un compuesto de fórmula II (una bis-amida).

Las opiniones

José Luis Reyes
Abogado apoderado de Tecnoquímicas

“Pfizer, que había perdido con el Viagra todos los procesos en Colombia, acaba por desistimiento de perder un último que era el del procedimiento o la serie de pasos para la obtención del principio activo sindenafil”.

Juan Pablo reyes
Abogado apoderado de Tecnoquímicas

“La misma resolución de la Superintendencia establece que los antecedentes patentarios existentes en el momento en que Pfizer la solicitó, impedían que concediera ese beneficio por falta de nivel inventivo”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.