Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Paulo Andrés Durán G.

lunes, 11 de julio de 2016

Apoyar el posconflicto con el desarrollo y ejecución del Tribunal Especial para la Paz; devolverle la credibilidad a la institución y definir una política criminal clara y de Estado son los principales retos que deberá sortear el octavo fiscal general del país desde la creación de la figura en 1991.

El pasado nueve de junio, en la audiencia pública establecida por la entidad para escuchar las propuestas de Martínez, Reyes y Cifuentes; el abogado de la Universidad Javeriana manifestó que el ente investigador requería una reingeniería. “Se necesita adelantar una microgerencia de la entidad para tener un poder acusatorio eficiente”, dijo Martínez.

Y propuso para ello, tener la entidad sistematizada, aumentar 50% la base de fiscales y focalizarse en la capacitación. Otra de las propuestas de Martínez   y que se convertirá en otro de los infaltables de su agenda, es luchar contra las organizaciones criminales. Para lograrlo planteó un bloque de búsqueda para los detectar los patrimonios ilícitos.  Así mismo, dejó claro que le apostará a la seguridad ciudadana, la cero tolerancia contra la corrupción y lo más importante, se enfocará en la paz, “la Fiscalía será un aliado en el proceso de transición pero sin impunidad”, aseveró en dicha audiencia.

Hernán  Olano,  director del Programa Común de Humanidades de la Universidad de La Sabana, este último eje de las propuestas de Martínez es el más importante pues el nuevo fiscal será un fiscal para la paz. “De ahí que el reto más grande, en la medida que tiene que ver con el posacuerdo y con la construcción de paz, es la armonizada labor de la Fiscalía con el Tribunal Especial que se ha creado con el blindaje jurídico para la paz”, dijo Olano.  

Por su parte, Iván Garzón Vallejo, doctor en Ciencias Políticas de la Pontificia Universidad Católica Argentina, dijo que Martínez deberá borrar la imagen de la Fiscalía de una institución politizada, con exceso protagonismo mediático y muchos cuestionamientos en su labor. “Deberá una política criminal que sea una cuestión de Estado y no dependiente de las inquinas políticas coyunturales” dijo Garzón Vallejo.   

Para Luis Freddyur Tovar,  magíster en Estudios Políticos, los magistrados de la Corte Suprema volvieron a elegir mal al fiscal ya que, “Martínez será un fiscal sesgado y cero independiente pues estarán en juego muchos intereses de los clientes a los representa en su  bufete DLA Piper Martínez Neira”.

Finalmente, el presidente, Juan Manuel Santos felicitó a Martínez por  su cuenta de Twitter  indicando que “confiamos en sus calidades jurídicas y humanas como nuevo Fiscal”.

Más retos
De acuerdo con Carlos Arias, docente de la maestría en Comunicación Política de la Universidad Externado de Colombia, las otras tareas que deberá llevar a cabo Martínez son “descongestionar la justicia, administrar bien los más de $3 billones de presupuesto que recibe la entidad anualmente, continuar con las investigaciones y dar resultados en procesos como ‘Falsos positivos’, ‘Carrusel de la Contratación’, ‘Caso Colmenares’ o ‘Comunidad del Anillo’, aseveró el docente del Externado.

La opinión

Hernán Olano
Director Programa de Humanidades Universidad de la Sabana

“El nuevo fiscal general deberá luchar contra el clientelismo de los mismos magistrados de la Corte Suprema que lo eligieron, pues le cobrarán por el voto que le dieron en la elección”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.