La República

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Miércoles, 16 de mayo de 2018

El procurador explicó que con esta iniciativa legislativa se pretender reducir la cifra de tutelas.

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, y el Contralor General de la República, Edgardo Maya, presentaron un proyecto de ley para criminalizar la negación, omisión u obstaculización en la prestación de los servicios de salud en donde se compromete la vida de los usuarios.

El procurador explicó que con esta iniciativa legislativa se pretender reducir la cifra de tutelas, que solo en el año pasado llegó a las 200 mil, de las cuales el 80% corresponden a recursos por deficiencia en la prestación del servicio de salud.

“Este proyecto lo único que hacer es desarrollar desde el punto de vista de la reglamentación legal algo que me tocó a mi como ministro del Interior que es la Ley Estatutaria de la Salud, una ley que ha sido incumplida, que estipula que existan sanciones penales y disciplinarias para quienes no cumplan con ese deber de prestar el servicio de la salud”, explicó Carrillo.

El jefe del Ministerio Público aclaró que dentro de las conductas que serán investigadas disciplinariamente también se contempla el incumplimiento de tutelas, lo cual no incluye solamente a los funcionarios de EPS sino a quienes obstaculicen la prestación de un servicio.

Por su parte, el Contralor manifestó que el proyecto además de crear sanciones penales y disciplinarias también estipula multas para proteger los recursos públicos derivados de los billones de pesos que se destinan al año a las EPS.

“Este proyecto es trascendental porque eleva a la condición de delito la conducta de los prestadores de servicios de salud cuando no lo hagan oportunamente o en debida forma, con las personas o usuarios”, explicó el funcionario.

Sobre el caso de los vigilantes que están a la entrada de los centros asistenciales, los cuales por lo general participan en la selección de los usuarios que ingresan, sobre ellos no caerá responsabilidad sino sobre los responsables del servicio, como los directores de urgencias y demás funcionarios encargados.