Colprensa Sábado, 5 de marzo de 2016

En carta dirigida a la magistrada ponente de su caso, Rocío Araujo, el procurador señaló que si bien siempre ha esperado el curso normal del proceso está preocupado porque se pueda pensar que busca dilatarlo. 

“Me asiste una sincera preocupación frente a la sociedad, que represento, y por ende conforme a mis principios éticos no desearía que la ciudadanía pueda llegar a su poner siquiera que trato de dilatar la etapa procesal correspondiente”, dijo el jefe del Ministerio Público. Frente a una petición de anular el proceso que radicó viceprocuradora general, Martha Isabel Castañeda, que son actuaciones “producto de la independencia y autonomía que la ley le otorga para el desarrollo de sus facultades”.

En días pasados el presidente de la República le había pedido al Procurador mesura en sus comentarios cuando se dio la noticia de que el Consejo estudiaba anular su elección. ““Me duele cuando las personas, sobre todo cuando ocupan cargos muy importantes, que les debería obligar a tener cierta prudencia, comienzan a poner en tela de juicio la majestad de la justicia”, lamentó Santos.