Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co Viernes, 18 de agosto de 2017

Los habitantes de barrios cercanos al relleno de Doña Juana han protagonizado protestas a manera de rechazo en su ampliación

Tres días es el plazo que el Procurador General de la Nación encargado, Juan Carlos Cortés, le dio al Alcalde Enrique Peñalosa para que entregue un informe de las acciones que ha llevado a cabo para reducir los riesgos que se han dado después de las protestas que han realizado los habitantes de Mochuelo Alto que queda a poca distancia del relleno sanitario de Doña Juana.

En ese lapso de tiempo el Procurador también le solicitó las actas de interventoría del contrato de las operaciones en el relleno, las acciones judiciales que están en curso y los documentos existentes sobre los planes de mejoramiento.

El relleno fue visitado por varios funcionarios de la entidad e informaron por medio de un documento que hallaron “inadecuada operación en el relleno sanitario, que daría origen a la generación de malos olores y presencia de moscas, zancudos, ratas; inadecuado drenaje de los lixiviados, no se está efectuando un adecuado tratamiento de los mismos, tal como se evidencia en la descarga de la planta de tratamiento al Río Tunjuelo; presencia de residuos sólidos a la intemperie, lo que implica que no se está haciendo un uso adecuado del material de cobertura tanto de manera provisional como definitiva y un incumplimiento a la licencia ambiental aprobada ya que no se ha realizado un seguimiento y control por la autoridad ambiental”.

La entidad también informó que no existen otro tipo de alternativas de lugares para disposición final por lo que para el Procurador encargado “este es un tema urgente, que requiere de acciones inmediatas por los riesgos ambientales, sociales y sanitarios que implica, así como por la prevalencia de los derechos en juego”.