Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

martes, 27 de enero de 2015

La posibilidad de una Policía Rural como la francesa sigue generando polarización por la propuesta de que los excombatientes empuñen armas, pero esta vez a favor del Estado.

El general Rodolfo Palomino le dijo a Colprensa que nunca se ha pensado en esa opción. “Eso no se ha contemplado hasta el momento, la ‘Policía Rural’ ha venido funcionando en Colombia desde hace muchos años, muchos proyectos se han desarrollado de la mano de los Carabineros”, señaló Palomino.

Las declaraciones se dieron como complemento de la dura reacción del presidente Juan Manuel Santos a la intepretación de la Procuraduría General de la Nación, liderada por Alejandro Ordóñez, cuando a través de Twitter plasmó dudas sobre el modelo del Gendarme Nacional francés a la situación de posconflicto colombiano.

Aseguró que la “propuesta de ‘gendarmería rural’ con miembros de las Farc ratifica que sí se negocia estructura de la Fuerza Pública en La Habana (Cuba)” y además exigió que “el Gobierno Nacional informe con transparencia lo que discute con las Farc frente a la Fuerza Pública en La Habana”.

La Procuraduría, además, advirtió sobre el hecho de que los excombatientes lograran ingresar a la fuerza pública. Los “acuerdos parciales se refieren a ‘modelo de seguridad’ para zonas de conflicto. Incorporaría Policía integrada con desmovilizados de Farc”.

Sobre esta comunicación el presidente Juan Manuel Santos aseguró que tras haber leído la comunicación le parecía malintencionado. “Es realmente perverso concluir que por decir simplemente que no he pensado en el ingreso de desmovilizados a la Policía, pero que no lo descartaba, concluir que eso quiere decir que estamos negociando la Fuerza Pública en La Habana”, dijo Santos.

“Vuelvo y repito lo que dije el día de ayer ante la pregunta de un periodista que me preguntó si estaba pensando en la posibilidad de que unos desmovilizados hicieran parte de la Policía, yo dije: ‘No lo he pensado, pero no lo descarto’. ¿Y por qué no lo descarto? Porque yo sí he pensado que, por ejemplo, los desmovilizados pueden ser guardabosques, que es algo que vamos a necesitar muchísimo, bajo el control y el dominio de la Policía. Lo hemos inclusive discutido con algunas personas”, reiteró el mandatario.

Para el candidato a la Alcaldía de Bogotá por el partido Alianza Verde, Antonio Sanguino, la idea fue “audaz”.

Dándole un espaldarazo al presidente en esta materia, el militante recordó que en los procesos de paz de los años 90, miembros de guerrillas desmovilizadas trabajaron de la mano con el desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) “para que desempeñarán labores de seguridad con buenos resultados”. En la misma vía, pero desde otra orilla ideológica del Polo Democrático Alternativo (PDA), Clara López sostuvo que este es un mecanismo de conciliación.

“A través del programa de Reintegración avanzamos en experimentos muy ilustrativos con la participación de reinsertados de la guerrilla pero también de grupos paramilitares realizando trabajos sociales y comunitarios”, aseguró.

Incluso por Twitter, Iván Márquez sostuvo: “¿de qué Policía Rural están hablando? Para qué ‘votar corriente’ sobre un asunto que jamás se ha planteado en la Mesa”.

De cualquier manera, la propuesta quedó sobre la mesa y falta una mayor estructuración para que los actores políticos tomen sus posturas con mayor información, sobre un mecanismo que podría ampliar la institucionalidad en regiones donde tradicionalmente no ha habido.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.