Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Expansión - Madrid domingo, 31 de mayo de 2015

Los abogados júnior en las firmas jurídicas más importantes de España tienen la palabra. Hasta ahora, en nuestro país no había trascendido públicamente cuál era la opinión directa de algunos jóvenes sobre sus bufetes, una información muy valiosa para los futuros aspirantes a entrar a formar parte de la elite de la abogacía española. Sin embargo, el directorio británico Chambers & Partners -editor de la guía Chambers- ha repetido en España la fórmula que ya había ensayado antes en EEUU y Reino Unido.

La nueva guía, denominada Chambers Student Spain, alterna los comentarios de los juniors a los que aleatoriamente ha entrevistado Chambers, y que han respondido de forma anómina, con los de los socios directores o responsables de RRHH que han facilitado otra información valiosa, como planes de formación, vacantes para contratar o sueldo para los júniors de primer año.

En líneas generales, los jóvenes abogados españoles tienen buena percepción de las firmas en las que trabajan y sus comentarios están más impregnados de críticas positivas que negativas. Los júniors valoran para bien cosas muy diversas y, en general, se quejan de aspectos similares.

Por ejemplo, uno de los aspectos más reconocidos es la apuesta por la enseñanza. "La formación se adapta a cada persona, y los departamentos tienen sus propios planes y horarios, con temas teóricos y prácticos. Incluso nos enseñan a cómo hablar en público", afirma un abogado de Baker & McKenzie.

En Garrigues, los entrevistados afirmaron que "les atrajo mucho la calidad de la formación de la firma". En su caso, todos los letrados de primer año de sus oficinas en España asisten a un curso de cuatro semanas en el Centro de Estudios Garrigues. Por su parte, en Cuatrecasas, los letrados jóvenes valoran mucho el mentor plan, un programa de formación de un año en el que se dan sesiones de entrenamiento semanales sobre varias áreas de práctica y la posibilidad de pasar un tiempo en una oficina de la firma en el extranjero o en bufetes best friend (programa PPAI). Los nuevos letrados de Uría aseguran que una de sus principales atracciones es su programa de entrenamiento y sus cursos enfocados a cómo ser un abogado y no tanto de conocimientos jurídicos.

Falta de rotación

Sin embargo, los júniors entrevistados de varios despachos coinciden en valorar positivamente la rotación por varias áreas de práctica y, en caso de que su despacho no lo tenga establecido, la guía así lo especifica, entendiéndose por este diario como algo negativo, lo que sucede en los bufetes Baker, CMS Albiñana y King & Wood. Sin embargo, nunca llueve a gusto de todos y el exceso de rotación es uno de los aspectos criticados por los jóvenes en Uría Menéndez. Sus rotantes pasan seis meses en dos departamentos diferentes -uno de elección por el joven y otro al azar-. "Seis meses no es tiempo suficiente para estar en un departamento, instalarse y luego tener que salir", asegura un júnior.

Otro de los aspectos que se aprecia claramenta en el debe y el haber de los jóvenes encuestados es su deseo de hacer un trabajo de calidad y tener mayor contacto con los socios de la firma y con los clientes. Así, los nuevos letrados de Pérez-Llorca destacan que en esta firma el trabajo es "más personalizado que en los bufetes grandes y que los casos son atendidos por los asociados júnior, que trabajan directamente con los clientes y el abogado contrario".

En esta firma los júniors tienen un sistema de ocupación mediante un semáforo. Si el socio ve que el joven tiene el semáforo en verde o en naranja a principio de la jornada es que puede absorber más carga de trabajo, y si está en rojo es que está muy ocupado. Un asociado júnior de Uría también destaca su contacto con clientes. "Tres meses después de entrar, trabajaba en un acuerdo con otra firma española al otro lado. El joven en mi papel en el otro bufete sólo se sentó y observó lo que ocurría, mientras que yo tuve que participar", explica.

Por otra parte, un letrado de Linklaters lamenta que, por lo general, se empieza con due dilligence y documentos, pero no con demasiada responsabilidad. Y un júnior de Garrigues afirma que "se preparan y redactan contratos, pero no hay creatividad en estos trabajos y el denominador común es que no hay contacto directo con clientes".

Carga de trabajo

Las horas que los jóvenes pasan trabajando en los bufetes también son objeto de comentario. La mayoría trabaja de 9:00 a.m a 10:00 p.m horas aproximadamente con dos horas para comer, pero algunos reconocen salir ya entrada la madrugada. "Las horas son inequívocamente la peor parte de trabajar en Cuatrecasas, donde las horas dependen del área de práctica y de la época del año", asegura un letrado joven de la firma. Otro abogado, de Eversheds Nicea, se queja de lo exigente que es a veces el trabajo con altos y bajos a niveles de ocupación.

Perspectivas internacionales y salario

Uno de los aspectos que más destacan los juniors de sus firmas es poder trabajar en un entorno internacional y tener, incluso, la posibilidad de trabajar en operaciones multijurisdiccionales. Por ejemplo, los jóvenes de Baker valoran "la base internacional de clientes y trabajo de alta gama", mientras que los nuevos abogados de CMS Albiñana valoran que ser parte de la red CMS significa una variedad de oportunidades internacionales. Los juniors de Latham & Watkins elogian el carácter internacional del trabajo y entre sus principales atractivos está "la manera americana de practicar derecho".

Por otra parte, el salario también es un punto a favor o en contra en los nuevos letrados a tener en cuenta. Por ejemplo, Latham tiene el mayor salario competitivo para los jóvenes en España ($110,5 millones), mientras que Broseta tiene el salario más bajo entre las grandes firmas ($44,2 millones). Los abogados de Eversheds Nicea, por su parte, dicen que "los salarios no han aumentado en línea con el crecimiento de los ingresos de la firma". Un letrado de Dentons subraya que "el salario es bueno, pero no es el mejor en el mercado". En cuanto a los procesos de contratación, los juniors critican que el de Gómez -Acebo es de "resistencia olímpica", teniendo el récord de ser el más largo de todos los bufetes, mientras que el de Cuatrecasas es el más duro, según los aspirantes.

El 'TripAdvisor' de las firmas en España

En España, el sector de los grandes despachos ha adolecido durante años de transparencia y aún hoy es difícil saber lo que gana un socio de cuota o el número real de abogados en plantilla. Es un mercado donde la confidencialidad y la prudencia han reinado. A diferencia de otros sectores, no hay aún una web donde los clientes hablen del grado de satisfacción con sus bufetes. Por eso, 'Chambers Student' es lo más parecido al 'Trip Advisor' de los bufetes, donde son sus propios jóvenes los que opinan. Sin embargo, expertos del sector aseguran que "el hecho de que quien conteste sea un letrado con un año en la firma, hace que todo sea maravilloso, porque aún dura el romance con el bufete. A partir del tercer año se descubren las partes más duras".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.