Colprensa Jueves, 2 de agosto de 2012

Mientras que el Gobierno Nacional adopta medidas de choque para atender la crisis en la salud, en el Senado de la República la bancada de la Unidad Nacional empezó a tramitar un proyecto de ley que busca una reforma estructural al sector.

La idea es entregarle al Estado la responsabilidad de ser el pagador único, para que los recursos se direccionen a los actores del sistema. Frente a esto, el presidente del Senado, Roy Barreras, dijo que “no puede ser que la plata esté guardada y los hospitales estén quebrados”. 
 
De acuerdo con Barreras, la propuesta, que empezará a ser discutida con todos los otros partidos y sectores de la nación interesados en comentarla, tiene el otro complemento a la crisis, el cambio a la Ley 100 de 1993.
 
El senador indicó que el proyecto busca una salida a la situación del Fosyga, al cual los recursos asignados no le alcanzan porque por la vía de las tutelas están aumentando de manera significativa los costos, además de que no hay control de precios.
 
El proyecto también puntualiza que se acaba con la figura actual de las Entidades Promotoras de Salud, EPS, y se plantea que el Estado sea el único pagador directo de las deudas a los prestadores del servicio médico. “Cambiar la forma de intermediación es fundamental y se debe entregar la responsabilidad de ser pagador único”, sostuvo el senador.
 
Este proyecto fue radicado por los senadores Roy Barreras Montealegre, Jorge Eliécer Ballesteros Bernier, Juan Lozano, Daira Galvis, Edgar Espíndola, Mauricio Lizcano, Jorge Eduardo Géchem, Édinson Delgado y José Darío Salazar.
 
Con respecto al tema de la salud,  ayer, el Partido Liberal, mediante su  presidente Simón Gaviria, dejó claro que consideran que a la ministra de salud, Beatriz Londoño, se le acabó el tiempo para rendirle cuentas al país. Gaviria, dijo que su partido considera grave que la ministra no actúe, ni muestre resultados. El liberal afirmó que no se puede desentender el tema de la salud y que las medidas que se han tomado hasta ahora no son suficientes y se requiere una reforma mucho más profunda. 
 
El partido también crítico el costo exagerado que manejan las EPS y los medicamentos en Colombia.