Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co Martes, 30 de septiembre de 2014

Utilizar información sobre el estado de embarazo de una mujer, sin autorización, para fines comerciales relativos a la conservación de células madre de cordón umbilical, le salió caro a la empresa Redcord de Colombia S.A., más conocido como el Banco Nacional de Células Madre.

Redcord no logró probar ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) que había obtenido el consentimiento de su paciente y por tanto la entidad dirigida por Pablo Felipe Robledo, le puso una multa de $123 millones en primera instancia. Es importante aclarar que contra la sanción impuesta procede el recurso de reposición y de apelación ante la SIC.

La Superindustria adoptó esta decisión para proteger el derecho constitucional fundamental de Habeas Data de los colombianos, en especial, aquellos datos personales sensibles como los de salud, ya que su uso indebido puede afectar irreparablemente la intimidad de los ciudadanos. ¿Por qué salió el caso a la luz? La investigación se adelantó por la denuncia de una mujer embarazada, a la que le ofrecieron los servicios comerciales de conservación de células.