Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Martes, 19 de junio de 2018

Entre los temas que deberá enfrentar el nuevo presidente de los colombianos está la implementación de los acuerdos de paz

En las últimas horas se conoció que el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el mandatario electo este domingo, Iván Duque, sostendrán una reunión este jueves en la Casa de Nariño, que marcaría la ruta del empalme para la entrega del país al nuevo gobierno que se instalará en el poder el próximo 7 de agosto.

Entre los temas más cruciales que deberá enfrentar el nuevo presidente de los colombianos está la implementación de los acuerdos de paz, teniendo en cuenta que hizo múltiples promesas alrededor de este tema en su campaña y que la Corte Constitucional blindó el mismo por varios periodos electorales.

Por esta misma razón este será un aspecto clave en el empalme que empezará en los próximos días entre el Gobierno saliente de Juan Manuel Santos y el entrante de Iván Duque.

El presidente Santos designó este lunes a los ministros de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y de  Comercio, María Lorena Gutiérrez, así como al secretario General de la Presidencia, Alfonso Prada, en el equipo que realizará el empalme con el nuevo gobierno.

Tras un consejo de ministros este lunes, la ministra Gutiérrez sostuvo que “el proceso será organizado, transparente y objetivo, donde se miren los temas que se hicieron, los logros, las cosas que se deberían continuar y las cosas pendientes. Ya se está organizado por sectores, y desde la Presidencia de la República queremos que sea lo mejor para Colombia, que realmente se construya sobre lo construido”.

De acuerdo con la funcionaria, se buscará que “haya una transición lo más armónica, lo más objetiva, lo más transparente para todos los colombianos”, y enfatizó que es diferente a los otros porque se incluirá la implementación del proceso de paz, que ya se está coordinando con el vicepresidente de la República, Óscar Naranjo, quien está al frente de este tema por orden del mismo presidente.

Y es que con todos los recursos que están en manos del Gobierno Nacional por cuenta de la implementación de los acuerdos de paz y debido a los escándalos que se presentaron en los últimos meses por supuestas irregularidades, la nueva administración tendrá que superar los retos y las dudas que se generaron alrededor de este nuevo rubro con el que cuenta el Estado.

Por el lado de Duque, pese a que no ha hecho formal el nombre de los miembros de su equipo, hasta el momento se habla de dos de sus compañeros de campaña: Uno sería el exministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, quien fue uno de sus asesores cercanos durante las elecciones y tendría a su cargo todo el tema económico; y Alicia Arango, directora de la campaña presidencial del presidente electo, quien se encargaría de manejar los asuntos políticos.

Carrasquilla, en sus intervenciones públicas, ha dicho que en este proceso se encargará de avaluar el tema económico del Gobierno saliente para comprobar si están funcionando y determinar lo positivo y lo negativo, para tener elementos de planeación en esta materia que apliquen para los próximos cuatro años.

Por su parte, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, dijo que desde hace varias semanas el Gobierno  y cada uno de sus miembros se ha venido preparando para cuando lo disponga Duque. “Estamos dispuestos para entregar todo lo necesario al presidente electo cuando él lo disponga”, dijo.

El presidente Santos, por su parte, afirmó que le deja a su sucesor un país con una economía más sólida, con menos pobreza, menos desigualdad, miembro de la OCDE y socio global de la OTAN. “Al próximo Gobierno se le deja un presupuesto anual 600.000 millones de pesos adicionales para integrar el territorio y consolidad la paz”, manifestó.

Así mismo, Santos ha expresado en varias oportunidades que continúe con el proceso de implementación de los acuerdos de paz. De hecho, en una carta que escribió hace varios meses, le pidió a quien ocupara su lugar que no pusiera en riesgo lo avanzado, porque “volver atrás, a las épocas de violencia y enfrentamientos entre colombianos, no puede ser el camino”.

En el pasado proceso de empalme cuando Juan Manuel Santos entró a suceder a Álvaro Urbe Vélez en 2010, los temas principales de discusión fueron la economía, el presupuesto y las finanzas del país.

Dentro del grupo de empalme por parte de Santos participaron ocho funcionarios liderados por el exministro de Justicia Fernando Carrillo y el exviceministro de Defensa Juan Carlos Pinzón. Por parte de Uribe, en el equipo estuvo presente el entonces ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga.