Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co lunes, 14 de enero de 2013

El departamento de Risaralda buscará, echando mano de acciones legales y jurídicas, indemnizaciones por más de $3.974 millones por el incumplimiento de las cuotas establecidas en los contratos de introducción de licores nacionales en la vigencia de 2012.

Dichas acciones irán en contra de las licoreras del Valle, Caldas, Cundinamarca, principalmente, y otras en menor cuantía, y de sus comercializadores en el Departamento. Según el secretario de Hacienda de Risaralda, Diego Velásquez, no cumplieron con la meta de venta e introducción de licores lo que le implicó al Departamento dejar de percibir el año pasado más de $3.974 millones que busca reclamar y recuperar por vía legal.“Son recursos que van para la salud y el deporte”, sostuvo.

Velásquez indicó que entre los argumentos entregados por los comercializadores para no cumplir con las metas, se señala que estaban con altos inventarios o almacenados.

En el caso de la Industria Licorera de Valle (ILV), el contrato de introducción de licores señala una meta de ventas en Risaralda de 170.000 unidades en aguardiente, básicamente, pero de acuerdo con el Secretario de Hacienda no se colocó ni una. “No hay un comercializador nuevo que nos haya presentado la ILV y por lo tanto se vendrán acciones de tipo legal y judicial frente al tema para recuperar esos dineros”, indicó.

Según las cuentas del funcionario con este contrato el Departamento dejó de percibir $1.539 millones.

Frente a ello el gerente de la ILV, Víctor Julio González, indicó que no ha recibido oficialmente de Risaralda ningún requerimiento o reclamación del tema y se abstuvo de hacer algún pronunciamiento hasta conocer los términos de la demanda y acción legal en contra de la ILV anunciada por Risaralda.

“Estamos dando información a la Contraloría Departamental sobre el tema porque si bien el contrato contempla una meta de venta de unidades, hay un pronunciamiento de la DAF (Dirección Administrativa Financiera del Ministerio de Hacienda) en el cual se señala que en los contratos de introducción de licores no debe haber meta de venta”, sostuvo.

Este podría ser uno de los argumentos de defensa de la ILV frente a la demanda que entablaría en su contra Risaralda, sin embargo no se descarta, por las partes, que el convenio sea replanteado.

En cuanto a la Industria de Licores de Cundinamarca, Velásquez señaló que de 44.000 unidades que el comercializador debía introducir, de acuerdo al contrato, sólo ingresaron 768.

“En este convenio dejamos de percibir $406 millones y el argumento de Drolicores, que es el comercializador, es que están almacenados por lo tanto hay que emprender una acción legal”, dijo el Secretario.

La Industria Licorera de Caldas (ILC), tenía una meta de ventas en Risaralda de 400.000 botellas en la vigencia pasada, según un estudio de mercado hecho por la firma, pero sólo vendió cerca de 227.000, lo que le implicó al Departamento dejar de percibir unos $1.750 millones. “Aquí hay un incumplimiento parcial”, sostuvo. Directivas de la ILC señalaron que están estudiando y revisando las cifras del convenio e indicaron que actuarán ajustados a la ley.

De las licoreras que tienen contratos de introducción de licores con Risaralda la única que cumplió las metas establecidas para 2012 fue la Fábrica de Licores y Alcoholes de Antioquia (FLA) que incluso las superó.

“El comercializador cumplió. Tenía una meta de introducir cerca de 1,63 millones de unidades y llegó a 1,76 millones, lo que le permitió al departamento recaudar $1.284 millones más de lo previsto”, agregó Velásquez.

La opinión

Diego Velásquez
Secretario de Hacienda de Risaralda

Tal vez los estudios de mercados hechos por las licoreras no fueron los debidos o en vigencias anteriores se permitió disminuir cuotas de introducción. También es probable que faltó publicidad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.