Colprensa Jueves, 3 de marzo de 2016

“Ahora se ha puesto de moda que cualquier persona, que está investigada por alguna circunstancia, en lugar de defenderse con pruebas y argumentos en los estrados judiciales, opte por declararse víctima de persecución política para cuestionar la seriedad de los procesos. ¡Como si el Gobierno tuviera alguna injerencia en las decisiones de fiscales, jueces o magistrados!”, reprochó el mandatario.

Santos aseguró que siempre ha defendido  la división de poderes, que al ser señalada no afecta únicamente al Ejecutivo y la Rama Judicial sino a todo el país y a su institucionalidad, pero que además, todo esto es parte de una estrategia que se ha replicado por años. “Esta ha sido una estratagema muy conocida, hay manuales de cómo aplicarla. (…) Esto de señalar al Gobierno de un contubernio con la Justicia para ejercer la persecución política es parte de esa  estratagema (…). Envían cartas a la Corte Penal Internacional, envían cartas a la delegación de derechos humanos en Ginebra, en Nueva York”, dijo.

El primer mandatario, quien dio estas declaraciones en el marco de la instalación del programa ‘Cultura de Legalidad y Seguridad Jurídica en las Regiones’, en Ibagué, afirmó que en su Gobierno nadie persigue a nadie y que quien lo afirme debe probarlo.

“En Colombia tenemos un Estado de derecho operante, una separación de poderes real, y nadie persigue a nadie desde el Gobierno a través de los despachos judiciales. Quien diga eso, ¡que lo pruebe!”, resaltó.

Todo esto, en respuesta a las acusaciones que ha hecho el partido del expresidente Álvaro Uribe Vélez, el Centro Democrático, luego de la captura de su hermano, Santiago Uribe, y al que Santos le dijo: “Si tienen una investigación o un juicio, enfréntenlo y defiéndanse como cualquier ciudadano, como lo hacemos todos cuando nos llama la Justicia, pero no acudan al expediente fácil y mentiroso de que aquí hay una persecución política”. Y agregó: “Esos tiempos de persecuciones -para bien de Colombia y de nuestra democracia- ya pasaron. Y no volverán”.