Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Juliana Ramírez Prado

sábado, 7 de noviembre de 2015

Ayer en las horas de la mañana, en un acto simbólico, histórico y calificado por muchos como tardío, el presidente de la República Juan Manuel Santos hizo un reconocimiento público de la responsabilidad del Estado colombiano y pidió   perdón por los hechos de violencia que vivieron durante 28 horas en 1985 los funcionarios del Palacio.

“Lo hago de corazón, no solo para cumplir  la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Todavía persiste una deuda moral con las víctimas y familiares del Palacio de Justicia, que deberá ser saldada con avances significativos en las investigaciones, la condena de responsables, el paradero de los desaparecidos, la adecuada reparación a las víctimas y sus familiares y, el esclarecimiento de la verdad”, dijo  Santos.

El presidente de esa época Belisario Betancur, también pidió perdón por medio de una misiva, reiterando que no existe un pacto de silencio. “Miro hacia atrás y veo que se debieron tomar aún mayores precauciones para preservar las vidas y para garantizar un mejor manejo del lugar de los hechos donde fueron vilmente sacrificados numeroso ciudadanos”. 

El exmagistrado de la Corte Constitucional y quien fue uno de los autores del informe final de la Comisión de la Verdad sobre los hechos, Nilson Pinilla,  indicó que “en la Comisión llegamos a la conclusión que era inevitable  la culpabilidad del Estado y por ello debía asumir su responsabilidad, precisamente para no pasar la contingencia que ya sucedió de que la Cidh lo condenara por los desaparecidos. “Aunque tardío es plausible la actuación del presidente Santos”, puntualizó Pinilla.

Por su parte, el abogado Carlos Medellín, hijo del magistrado fallecido en los hechos Carlos Medellín Forero, afirmó que respecto al perdón de Santos, es solo el cumplimiento de una orden internacional y  es solo el comienzo para que se sepa la verdad. “En relación con Betancur el no cometió errores sino delitos. Con este ofrecimiento de perdón que da no hace otra cosa que demostrarle al país la clase de persona y cobarde que es”.

Finalmente, en el emotivo encuentro, tal cual como hace 30 años lo hizo Alfonso Reyes Echandía, entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia a través de los medios y ante oídos sordos, el actual presidente de la Corte, Leonidas Bustos, le pidió al Jefe de Estado “que cese el fuego”. 

Las Opiniones

Carlos Medellín
Hijo de magistrado asesinado Carlos Medellín 
“El expresidente Belisario Betancur no cometió errores sino delitos. Con este ofrecimiento de perdón que da no hace otra cosa que reiterarle y demostrarle al país la clase de persona y cobarde que es”.

Nilson Pinilla
Exmagistrado de la Corte Constitucional
“En la Comisión llegamos a la conclusión que era inevitable la culpabilidad del Estado y por ello debía asumir su responsabilidad, precisamente para no pasar la contingencia de que la Corte lo condenara”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.