Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla jueves, 27 de junio de 2019

En entrevista con una cadena de radio se refirió a la situación que vive el continente

Francisco Santos criticó las declaraciones del expresidente y nobel de paz, Juan Manuel Santos. Para el embajador, buscar alternativas en la lucha contra las drogas es un acto que "rompe el consenso" para acabar con el narcotráfico. También señaló que esa actitud motivó la siembra de hectáreas de coca en el país, las cuales llegan a 200.000.

El embajador aseguró que con las propuestas de Juan Manuel Santos, estaría evidenciando que "vive en Dinamarca y no en Cundinamarca". Con ese dicho, resaltó que cuando el presidente decidió acatar la decisión de la Corte Constitucional para limitar la aspersión aérea con glifosato, violentó el pacto nacional que existía frente al narcotráfico. Esto, sumado a las amenazas de desertificación emitidas por Donald Trump, generaron un ataque sistemático de los gobiernistas contra las decisiones de la Corte Constitucional y el gobierno del exmandatario.

Santos resaltó esto en una entrevista con una cadena radial, y dijo que esta es "una de las peores herencias que deja el (ex) presidente Santos es haber roto el consenso de lucha contra las drogas que existía en Colombia. Por tener esa irresponsable posición nos deja 200.000 hectáreas de coca, nos deja con un aparato de lucha contra la droga desmontado. Es un tema teórico que suena muy bien, pero no nos podemos dar el lujo de siquiera pensar en eso".

Pese a que la empresa Monsanto y Bayer han perdido dos batallas judiciales en Estados Unidos, porque se habría demostrado el factor cancerígeno del glifosato, el embajador dijo que no hay evidencia clara de los hechos y dijo que es momento de "encender los motores" para iniciar con las aspersión.

Francisco Santos aseguró que esto debe corresponder a una estrategia regional, que está relacionada con las tensiones en Centroamérica, debido a que las redes de narcotráfico se han extendido por todo el continente.

Este debate surge de un pronunciamiento de Juan Manuel Santos en Lisboa, quien propuso que se revisara la clasificación técnica de las sustancias psicoactivas, para que se legalicen cierto tipo de drogas y el Estado tenga la posibilidad de controlar este mercado.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.