Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co miércoles, 25 de septiembre de 2013

La última personalidad colombiana que blindó su nombre como marca fue Radamel Falcao García, quien registró Falcao en las clases 28, 30, 32 y 41 de Niza.

Y aunque la decisión del futbolista muestra una tendencia en Colombia, lo cierto es que todavía falta para que sea una norma o cultura del jet-set criollo, como sucede en Estados Unidos y Europa, donde actores y modelos son los principales abanderados de la práctica.

“Hay personalidades que no necesitan de marcas porque sencillamente con su nombre no identifican ni servicios ni productos en el mercado. Por lo general, quienes lo hacen es simplemente para evitar que terceros se aprovechen de su fama”, explica Valerie Fritz, abogada experta en marcas y patentes de la firma Castellanos & Co.

Junto con el delantero del AS Mónaco, el futbolista colombiano mejor pagado en la historia y titular de un pase avaluado en poco más de US$80 millones, son pocos los famosos que han optado por ingresar al listado de ‘protegidos’. Algunos de ellos son su colega y compañero de equipo James Rodríguez, la modelo y presentadora Carolina Cruz, la exreina y actriz Paola Turbay, el exastro del balompié Carlos ‘el Pibe’ Valderrama, los cantantes Skakira, Carlos Vives y Juanes, el pintor Fernado Botero y el piloto Juan Pablo Montoya.

De todos ellos, los artistas Shakira y Juanes son quienes más registros marcarios tienen en distintas clases: 22 suman entre ambos. Para el caso de la barranquillera, ella misma, Shakira Isabel Mebarak, aparece como titular de la expresión, que en todos los casos se tramitó por primera vez en 2002, época para la cual su carrera ya despegaba a nivel mundial. En el caso del paisa, las concesiones figuran a nombre de Inversiones Calle de Piedra, con domicilio en Medellín y La Herradura, en Escocia.

Sus casos también reflejan que las categorías de Niza que más interesan tanto a cantantes como a deportistas son la 25: vestidos, calzados, sombrerería; y la 41: educación, formación, esparcimiento, actividades deportivas y culturales. “En la 41 muchos la tienen porque ahí encajan con sus show, espectáculos o eventos. Los escritores propenden más por poseer sus registros de derechos de autor”, agrega la abogada Fritz.

La diferencia son los diseñadores, quienes sí acostumbran a tramitar el derecho de exclusividad comercial de sus nombres: Francesca Miranda, Hernán Zajar, Silvia Tcherassi, Judy Hazbún, Carlos Nieto y Mario Hernández, quienes por la naturaleza de su nicho coinciden todos en la clase 25. Algunos, también en la 18 (cuero, imitaciones de cuero y pieles de animales) y en la 35 (publicidad, gestión de negocios comerciales, administración comercial).

Imitaciones y terceros
Andrés Rubio Gómez, gerente de Representaciones Sport Plus, empresa que maneja los negocios de su principal accionista, James Rodríguez, explica que la iniciativa de tramitar en los últimos tres años las distinciones para su nombre, surgió para evitar imitaciones, la aparición de algún doble y el aprovechamiento por parte de terceros. “También como una oportunidad de negocios. Hasta ahora no ha habido muchos inconvenientes. Hay personas que utilizan su imagen sin autorización, pero son productos pequeños, sin relevancia”.

El que sí debió escudar su nombre contra particulares, al igual que Falcao, fue Carlos Valderrama. “En Argentina alguien intentó registrar la marca Pibe, pero presentamos la oposición y ganamos. De ahí El Pibe vio la necesidad de proteger su marca en Colombia y la estrategia se inició desde 2005, hasta hoy”, contó su apoderado Guillermo Navarro Romero, de Muñoz Abogados.

Las opiniones

Guillermo Navarro R.
Muñoz abogados representante de Carlos Valderrama

“Lo más común es que una persona normal en Colombia quiera registrar el nombre para restaurantes y comidas. Este es más bien un tema de presentar las oposiciones a tiempo”.

José Luis Londoño
Superintendente delegado para la propiedad Industrial

“Cuando una marca logra penetrar en la mente del consumidor, merece protección especial porque significa un gran esfuerzo de su titular, como ocurrió con la de Radamel Falcao”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.