Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa martes, 26 de junio de 2012

Al explicar las objeciones que presentó el Ejecutivo ante el Congreso de la República, sobre el acto legislativo de la Reforma a la Justicia, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que debido a las inconsistencias encontradas, “si el Congreso decide archivar la reforma, bienvenido sea”.

 

Confesó que cuando le informaron sobre los ‘micos’ incluidos en el acto legislativo, quedó “horrorizado” por las consecuencias que podría tener en caso de promulgarse. Por tal razón, decidió utilizar la vía constitucional y llamar a sesiones extraordinarias para que el Congreso decida sobre las objeciones presentadas. 
 
“Envié al Congreso de la República una serie de objeciones por razones de inconstitucionalidad y por razones de inconveniencia. Lo hice a conciencia de que mucha gente iba a decir que ese acto puede tener cuestionamientos legales, pero lo hice porque sé que las bases jurídicas que estamos utilizando son mucho más fuertes”, expresó el Jefe de Estado. 
 
Lo importante con estas últimas medidas, agregó, era reducir el estado de incertidumbre que se estaba creando alrededor del texto final de la reforma judicial, aprobada en la etapa de conciliación.  
 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.