Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johanna Celedón Oñate - jceledon@larepublica.com.co Lunes, 10 de septiembre de 2012

Luego de entregar en Chía el primer punto Vive Digital, y a pesar de la iniciativa de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) de abrir este tipo de centros en todo el territorio nacional para capacitar a niños y adultos en temas digitales, la compañía sigue involucrada en la polémica ante una denuncia presentada por la concejal de Bogotá, María Victoria Vargas.

En ella afirmó que directivos de la ETB habrían hecho una serie de modificaciones legales al interior de la organización, que dejaban entrever algunas irregularidades en la toma de decisiones.

Además, las acusaciones se extienden a una directiva del presidente de la compañía,  Saúl Kattan Cohen, por la que fueron transformados algunos puntos del manual de contratación.

El conflicto empezó porque la empresa a partir de mitad de este año pasó a ser la central de medios de la Alcaldía de Bogotá y de sus entidades adscritas. Lo que llevó a que el negocio de la pauta publicitaria, sería el intermediario entre la administración del Alcalde Mayor y los medios masivos de comunicación. La alianza,  que se llevó a cabo el pasado 13 de junio,  ha generado una gran diferencia de opiniones entre lo que defienden la decisión y los que afirman que lo que busca la administración de la capital es saltarse algunos procesos licitatorios  para gastar gran cantidad de dinero en los contratos publicitarios pactados con los medios.

Por ahora, resta esperar que los organismos de control, a los que acudió la concejal Vargas, tomen las decisiones pertinentes frente a dicha polémica.