Andrés Rincón Martes, 7 de julio de 2015

El sistema de patentes tiene por objeto, por encima del otorgamiento de patentes de invención, el acceso de la sociedad a diferentes tecnologías que permitan solucionar problemas técnicos. Se puede hacer uso del sistema de manera activa, divulgando secretos empresariales con la expectativa de obtener patentes de invención, pero también se puede hacer uso del sistema de manera pasiva, accediendo a información pública e implementando tecnologías disponibles, bien sea porque no se encuentran patentadas en territorios donde se tiene interés comercial, o porque pese a haberlo estado, dicha protección ya no se encuentra vigente o caducó.

¿Cómo beneficiarse del sistema?

Resulta imperativo que las empresas colombianas, en cualquier industria en la que pretendan competir en un mercado globalizado, entiendan la forma en la que funciona el sistema de patentes para explotarlo como plataforma para implantar tecnologías de punta, las que por no estar protegidas en Colombia y en los países de influencia de la región, pueden ser de libre implementación y explotación o servir de punto de arranque en procesos de innovación activos. Este esfuerzo de uso activo o pasivo del sistema de patentes debe hacerse de manera metódica, realizando constantemente “vigilancias tecnológicas”, e identificando riesgos de infracción de derechos de terceros familiarizándose con conceptos como “búsquedas de patentabilidad” o “libertades de operación”.

¿Qué es una vigilancia tecnológica?

Es un monitoreo del uso activo del sistema de patentes por parte de otros actores de un mercado determinado, que permite ver tendencias en líneas de investigación de competidores o mercados potenciales.

¿Qué es una búsqueda de patentabilidad?

Las búsquedas de patentabilidad son revisiones del sistema de patentes para detectar divulgaciones que puedan afectar la novedad o el nivel inventivo de desarrollos potencialmente patentables en caso de que el resultado de la búsqueda sea favorable. Si dicha búsqueda no resulta favorable porque se detectan riesgos de falta de novedad o de nivel inventivo altos, quizás lo más aconsejable sea mantener el desarrollo como secreto empresarial e implantar medias de protección para poder explotarlo.

¿Qué es una libertad de operación?

Las libertades de operación no son nada distinto de un “due diligence” que debe realizarse antes de lanzar un producto al mercado, instalar maquinaria o procedimientos para producirlo. En este caso, lo que se busca son patentes vigentes que reivindiquen todo o parte del producto o procedimiento que se desea lanzar al mercado. En caso de encontrar documentos relevantes que se encuentren vigentes o en trámite en las jurisdicciones de interés, se hace una comparación del producto o procedimiento, con las reivindicaciones de patente identificadas como relevantes y se establece un riesgo de infracción con respecto a la patente analizada.

El sistema de patentes es una realidad que llegó para quedarse como motor de innovación en todos los países miembros de la OMC, y por ello es mejor conocerlo y aprenderlo a utilizar. Rechazarlo puede traer consecuencias devastadoras en industrias económicamente exitosas.