Guillermo Navarro Romero Jueves, 22 de septiembre de 2016

¿Cómo se protege mi modelo de negocio? 

Depende. Lo primero es identificar con claridad los aspectos de la actividad emprendedora que pueden ser protegidos bajo las diferentes formas de Propiedad Intelectual. A manera de ejemplo, citamos algunos aspectos a continuación: 

i) Identificación o diferenciación del emprendimiento (cómo se presenta y cómo se identificará en el mercado el emprendimiento). 

ii) Tecnologías/Innovación (cuando el emprendimiento gira alrededor de nuevos desarrollos y son componente esencial de su consolidación). 

iii) Normatividad de ingreso (de acuerdo con el sector en el que participe y la actividad que se realiza, deben cumplirse las normas de cada país). 

iv) Mecanismos de comercialización (aquellas figuras contractuales que están disponibles).

v) Derechos de autor (en relación con las obras literarias, científicas o artísticas derivadas del emprendimiento). 

vi) Información (fuentes de protección de datos personales, seguridad y políticas para el tratamiento de la información). 

vii) Secreto comercial/industrial (cuando constituye fuente diferenciadora y/o ventaja frente a sus competidores). 

Naturalmente cada emprendimiento debe ser sometido a un análisis detallado que permita identificar estas condiciones, pues la lista se amplía de manera proporcional y única en cada caso.

¿Priorizar la protección?

Como se trata de un emprendimiento, será difícil llevar a cabo la protección integral desde un inicio, pero lo más conveniente es establecer un orden de priorización que permitan a través de un plan estratégico de protección, tomar las medidas necesarias, empezando por las más urgentes de acuerdo al plan de negocios a desarrollar. En ese sentido, se debería iniciar como mínimo con la protección de la tecnología/innovación (si aplica y si cumple con los requisitos de patentamiento) bien sea bajo patente de invención (20 años) o modelo de utilidad (10 años), pues es la forma de asegurar la exclusividad en el mercado. 

De manera paralela, deberá asegurar la protección de los signos distintivos, pues cuando se trata de nuevos modelos de negocio, estos tienen la potencialidad de convertirse en denominaciones genéricas. El registro de la marca será vital para evitar que otros competidores se aprovechen de la situación, para lo cual se deberá aplicar a la protección en las clases relacionadas con los productos.

¿Descuentos para micro, pequeñas y medianas empresas?  

Existe un mito generalizado en los emprendedores, relacionado con un supuesto “alto costo de protección”, y esta termina siendo la razón por la cual no se protegen los emprendimientos. Hoy en día existen descuentos y tratamiento preferencial para este tipo de iniciativas, incluyendo a las MiPymes en Colombia. No sólo en marcas y patentes, sino en todo el proceso de concepción, desarrollo, implementación y maduración de los modelos de negocio. Adicionalmente entidades de apoyo a nivel nacional como las Cámaras de Comercio, Innpulsa, Colciencias, Ruta-N, Bogotá Innova, HubBog, Connect Bogotá pueden apoyar los diferentes proyectos con recursos para favorecer su crecimiento y consolidación.