Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Arias Viernes, 13 de julio de 2012

Según Sun Tzu, ‘La guerra es el mayor conflicto de Estado, la base de la vida y la muerte, el Tao de la supervivencia y la extinción. Por lo tanto, es imperativo estudiarla profundamente’.

Según Karl von Clausewitz, la guerra es 'la continuación de la política por otros medios'.

Cuando se cumplió el primer período de la Seguridad Democrática, para las Fuerzas Militares, era inevitable entender que ganados los espacios se hacía imperativo consolidar la nación. Especialmente aquella que por muchos años se había mantenido abandonada y particularmente escéptica a las instituciones que por igual tiempo demostraron poder ser impunes campos de corrupción dispuestas a enriquecer a pocos avasallando a muchos.

La frontera Colombo – Venezolana es un claro ejemplo de cómo el estado Colombiano ha permanecido tan lejano de sus comunidades tanto como esas comunidades lo han demostrado estar de las Fuerzas Militares y Colombia misma. Desde los momentos de tensión entre los gobiernos de Uribe Vélez y Chávez Frías se ha evidenciando que el gobierno venezolano viene adelantando una serie de actividades abiertas y clandestinas con el fin de ganarse la simpatía del pueblo guajiro y, en especial, de la etnia wayúu con el desarrollo de las misiones.

No es raro encontrar a lo largo de toda la frontera y la Alta Guajira a comunidades tras comunidades indígenas precisar que ellos no sólo se sienten verdaderos venezolanos sino verdaderos wayúu chavistas.

Hay una distancia política tan evidente entre la población y sus autoridades colombianas que para las comunidades wayúu les resulta más fácil discutir y encontrar soluciones a las necesidades básicas insatisfechas con el presidente Chávez Frías y sus agentes gubernamentales que con el Gobernador de la Guajira, los alcaldes y aún los mismos concejales municipales.

El país vecino Venezuela ha implementado un nuevo programa de supermercados denominados 'Mercal' en las zonas de la frontera donde los indígenas wayúu compran sus alimentos y se benefician por los bajos costos.

Igualmente los indígenas wayúu han recibido del gobierno venezolano tierras aptas para cultivo en los Estados del Zulia y Barinas al igual que prestamos para la adecuación de tierras y compra de insumos.

Situación que motiva a los indígenas para buscar la ayuda y apoyar a Chávez en sus propósitos reeleccionistas.

Según testimonios recogidos entre los indígenas wayúu estos se han beneficiado de las bondades de la misión Guaicaipuro, así mismo en pronunciamientos oficiales de indígenas venezolanos se ha podido observar que esta misión tiene como objetivo, entre los grupos indígenas de América Latina, introducir la ideología bolivariana.

No solo la frontera ha contado con la presencia de las Misiones Chavistas, estas misiones también han contado con su plataforma propagandística.

Para ello financian medios de comunicaciones efectivos y sostenibles con recursos oficiales venezolanos. Recientemente las noticias nos estremecieron al informar la muerte de un sub teniente, un Cabo primero y doce soldados profesionales en nuestra frontera, en esa misma frontera Colombo – Venezolana, a manos de varias decenas de los narcoterroristas de las Fard-EP.

Todas estas muertes que parecieran estar asociadas con el conflicto armado o al escenario mismo de la guerra irregular que padecemos desde hace más de 50 años; realmente reflejan cómo el estado por cuenta de una política de evidente abandono social, invasión de territorios con proyectos mineros destructivos y patética impunidad han dejado solos a nuestras tropas afrontando la 'continuación de la política por otros medios' pero sin pueblo.

Hoy la patria ha visto crecer los indicadores de los rigores del terrorismo.

Y creo que más que por mérito del accionar militar de los terroristas estas cifras crecen por la ausencia de la acción política en la solución de las necesidades básicas insatisfechas de nuestra gente, dejando a nuestros soldados solos luchando sin 'agua' en las fronteras.