Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Martes, 24 de julio de 2012

La Procuraduría General de la Nación solicitó ayer que se mantenga la investidura del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, en el proceso que se le adelanta por haberse posesionado como senador de la República estando supuestamente inhabilitado al haber sido condenado.

El Ministerio Público hizo la petición en desarrollo de la audiencia ante el Consejo de Estado,tras una demanda interpuesta solicitando la pérdida de la investidura.

Para la época en que Petro fue detenido y procesado por un juez militar por el delito de porte de armas, en 1985, regía un decreto firmado por el Ministerio de Defensa que imponía penas para el porte de armas.

No obstante, la Procuraduría argumenta que ese decreto fue expedido en medio de un estado de sitio, por lo que esa imposición de penas no estaba dentro del ordenamiento jurídico.

Bajo ese argumento, Petro no habría incurrido en un delito porque antes de la expedición del decreto, el porte de armas era una contravención.

La demanda argumenta que como el Alcalde fue condenado, entonces estaba inhabilitado para ser senador y primer mandatario de Bogotá. En su intervención ante el Consejo de Estado, Petro afirmó que no cometió delito por cuanto su detención por porte de armas en 1985, se dio bajo la militancia con el

M-19 cuando era concejal de Zipaquirá y que fue durante un allanamiento militar.

Argumentó que no hay una sentencia judicial en su contra por lo tanto no puede ser inhabilitado. En la audiencia mostró recortes de prensa de su época de concejal.

Colprensa