Cortesía

Xiomara Mera Viernes, 16 de septiembre de 2016

El signo había sido solicitada para identificar productos como cremas corporales, mascarillas capilares, lociones, fragancias, ambientadores, jabones y geles de ducha, vaselina, maquillaje y  esmaltes de uñas; entre otros. Sin embargo, la farmacéutica se opuso ya que consideraba que podría verse vulnerado su signo Styma, con el cual identifica productos farmacéuticos y medicamentos de uso humano.

Lo argumentado por la oposición fue que “la confusión gráfica o visual se presenta en este caso por la simple observación de los signos en conflicto, la cual nos conduce a concluir que entre los signos confrontados existe una similitud de orden gráfica, fonética, visual y conceptual”.

Ante esto, Neroli LTDA. respondió que “el opositor en su escrito argumenta que al concederse el registro del signo solicitado se generaría una confusión en el consumidor, el cual se cae de su peso dado como se ha dicho hasta el cansancio se debe mirar los canales de comercialización, que a todas luces no es el mismo”.

La directora de signos distintivos,  María José Lamus, hizo el análisis de registrabilidad y a  parte de encontrar similitudes evidentes en la forma como se escriben y se pronuncian las dos marcas concluyó que “es claro que existe una relación entre los mismos, puesto que en ambos casos es posible acceder a uno u otro a través de los mismos canales”. Con esto,  decidió negar el registro.

Cabe precisar que dicha decisión aún esta sujeta a apelación, pero Álvaro Ramírez, fundador & CEO de BR Latin America IP LLC expresó que “dada la similitud de las dos marcas y que los productos son cercanos, la decisión de la SIC se encuentra sustentada”.

La opinión

Alvaro Ramirez Bonilla
Fundador & CEO de BR Latin America IP LLC

“Dada la similitud de las dos marcas enfrentadas ante la Superintendencia de Industria y que los productos son cercanos, la decisión del despacho es acertada y se encuentra sustentada”.