Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co martes, 10 de mayo de 2016

Esta expresión fue concedida como  “marca de tipo gestual, la cual consiste en la gesticulación “todo bien” acompañada del pulgar extendido, en señal de aprobación”, según consigna el documento de la Dirección de Signos Distintivos.

Además, fue registrada en la clase 35 de la Clasificación Internacional de Niza, la cual distingue servicios como publicidad, presentación de productos en cualquier medio de comunicación para su venta al por menor, entre otros. 

Sobre esto, Guillermo Navarro, socio de la firma apoderada muñozºabogados, aseguró que “la idea de proteger la marca gestual de El Pibe surgió dentro del análisis de la conveniencia y del reconocimiento que este gesto combinado representa en nuestro país”. 

A diferencia de una imagen fija, estas marcas se presentan como secuencia gráfica de acciones, “toda vez que la conducta implica determinado movimiento o dinamismo”, explicó  María del Pilar Osorio, abogada de muñozºabogados, en un documento sobre el caso.

Además, “estos signos van acorde a la tendencia mundial de los mercados para captar la atención de los clientes y posicionar productos y servicios de las empresas”, dijo Tatiana Carrillo, socia de Lloreda Camacho. 

De acuerdo con José Luis Londoño, superintendente delegado para la Propiedad Industrial, “hay cierto tipo de gestos que pueden llegar a ser marca, pero lo que se mira no es si  puede ser  en el mundo entero sino que si aplicado a un producto cumple con las condiciones para convertirse en signo”.

Así se registró ante la Superintendencia de Industria y Comercio la jugada denominada el Escorpión de Higuita, que goza de protección para ser explotada en el mercado.

Así pasa con la marca gestual de Milo de Nestlé, la cual distingue una galleta en forma de anillo que se puede poner en el dedo al momento de comerla. 

Esta clase de marcas entran en la categoría de no convencionales, clasificación en la que se encuentran los signos olfativos, holográficos, táctiles, de posición y movimiento. 

Para Sebastián Salazar, socio de la firma Rincón Cuellar & Asociados, “la diversificación de los tipos de marcas y la posibilidad de trascender la imagen estática como clásicamente se ha considerado, abre nuevas oportunidades a la creatividad en el mercado y a la forma de identificar bienes y servicios”.

Además, en este caso, es una forma de evitar que terceros se lucren a partir de una característica propia o una seña reconocida de un personaje famoso.

“El Pibe es una figura con gran reconocimiento y muchas personas aprovechan su reputación y sus gestos para realizar campañas comerciales no autorizadas”, aseguró Navarro.

Legislación
Según el superintendente José Luis Londoño,  desde el 2000 se tiene en cuenta una legislación que incluye una lista enunciativa de qué puede ser marca. Esta indica que la expresión  debe tener aptitud distintiva y ser susceptible a ser reproducida. Así, se pueden registrar signos no tradicionales como  la forma de  envases, elementos olfativos, sonoros, de color y gestuales.

Las opiniones

Guillermo Navarro
Socio de la firma Muñoz Abogados
“Es un proceso que servirá de referencia, pero aún quedan muchas opciones por explorar como marcas olfativas, de posición y movimiento, holográficas, táctiles y demás”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.