Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Economista - Ciudad de México martes, 12 de mayo de 2015

La demanda de camiones ha caído fuertemente en Brasil en los últimos trimestres  y en febrero Volvo redujo su pronóstico total de mercado en el país a 55.000 unidades este año desde una estimación anterior de 75.000 camiones. La compañía con sede en Gotemburgo dijo que había iniciado negociaciones con 600 empleados en su planta en Curitiba, ofreciendo empleos hasta fin de año aunque con salarios inferiores.

“El sindicato rechazó esto y optó por una paralización. Las negociaciones serán retomadas esta semana”, dijo la portavoz de Volvo, Kina Wileke, al agregar que el número de trabajadores en huelga ascendía a casi 4.000. Los trabajadores iniciaron el paro el viernes, solo queda evaluar qué seguirá en las peticiones de los trabajadores y cómo afectará  a la compañía.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.