Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Gerson Beltrán Franco

lunes, 2 de enero de 2017

De acuerdo con el Tribunal  los estudios para la Fase II de Transmilenio se realizaron para las troncales de Suba, Américas y NQS, pero nunca se previó que esta última se extenderia hasta Soacha.

Dicho motivo implicó que “no existieran estudios de demanda, ni modelaciones económicas y financieras”, manifestó el Tribunal.  Como consecuencia de ese proceso, el sistema masivo de Bogotá se vio obligado de pagarle a Transmasivo $28.895 millones y a Somos K una suma de $23.476.millones.

Entre tanto, Transmilenio por medio de un comunicado indicó que busca anular la sanción ya que "en ningún caso se debía haberse encontrado configurada la responsabilidad de la convocada pues Transmilenio S.A.no estaba obligada frente a los concesionarios a la implantación de las nuevas troncales de la fase II del Sistema, ni estos tenían derecho a su operación específica y exclusiva”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.