El Colombiano Viernes, 2 de junio de 2017

Estos tres días de cierre, con los que las directivas pretenden proteger a la población que habita la ciudadela universitaria, serán utilizados para realizar operativos de allanamiento y registro con más de 100 uniformados dentro del campus:

“Vamos a tener una inspección y registro por parte de la Policía, esto es un proceso que cuenta con toda la autorización de la Alcaldía de Medellín y el apoyo de la Gobernación de Antioquia y la Personería. La idea es recuperar este espacio para la misión de la Universidad”, declaró Mauricio Alviar, rector de la institución.

Fin a las rumbas universitarias

Sobre la prohibición de las tradicionales rumbas organizadas por estudiantes y que se realizan en las diferentes sedes y seccionales de la U. de A., Alviar detalló que no es una medida que atente contra los estudiantes y la juventud en general:

“No se puede tolerar que se nos involucren delincuentes al interior del recinto. La universidad hay que respetarla porque es un sitio para la creación, para el estudio, para la cultura y no para el consumo y venta de licor y estupefacientes y las fiestas descontroladas”.

Ingreso más estricto

Sobre el ingreso a la ciudadela universitaria, Alviar confirmó que el registro en las porterías será más riguroso y que además de la TIP se exigirá como requisito presentar el documento de identidad:
Gustavo Villegas, secretario de Seguridad de Medellín, indicó que a pesar de que el operativo aún no comienza, los sitios donde podría haber elementos prohibidos y donde se desarrollan actividades ilegales ya están detectados y recalcó que de acuerdo al nuevo Código de Policía las fiestas con venta y consumo de licor dentro de los centros educativos están prohibidos.