Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 22 de junio de 2016

“Mañana será un gran día! Trabajamos por una Colombia en paz, un sueño que comienza a ser realidad. #SíALaPaz”, que viajará a La Habana para encabezar el evento en el que se concretarán los acuerdos entre las dos partes.

A su turno el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, resaltó la importancia del anuncio hecho hoy. “El anuncio de mañana significa ni más ni menos el comienzo del fin de la guerra en Colombia. Significa el compromiso de las Farc de desaparecer el conflicto armado e iniciar su transformación a un movimiento político que contará con plenas garantías por parte del Estado, tanto garantías físicas como jurídicas”, afirmó.

El jefe de la cartera política no hizo un llamado a la Corte Constitucional para aprobar el plebiscito para la paz considerando el acuerdo, pero reiteró que respeta la decisión del tribunal y que una vez sea aprobado los colombianos podrán decidir si aprueban o no lo acordado.

Frente a la oposición, señaló “queremos mirar hacia delante, ojalá se firmen los acuerdos definitivos de paz y podamos en su implementación, en el trámite del Congreso, encontrar un ánimo dispuesto a conciliar”.

Ánimo interno

Hay mucha expectativa sobre lo que se anunciará este jueves. Francisco Barbosa investigador y docente de Derecho Constitucional de la Universidad Externado de Colombia señaló la importancia del acuerdo para empezar realmente con la construcción de paz.

“El hecho de que mañana, simbólicamente, se ponga fin al conflicto armado en el sentido de que las Farc y el Estado se ponen de acuerdo para que este grupo ilegal no siga en sus actividades, no implica que la construcción de la paz sigue siendo un proceso más complejo que toma más tiempo, pero que no podría empezar a trabajarse si no se acordara el fin del mismo”, dijo.

Además, indicó que este anuncio sobre el punto que más ha dificultado las negociaciones, generará una percepción positiva a propósito de las iniciativas que van por el Sí y el No frente al proceso de paz.

“Yo me atrevería a señalar que si mañana se firma y vamos a ver todos los hechos simbólicos, eso termina impactando internamente a favor de la paz. Buena parte del escepticismo que hay alrededor del proceso es que mucha gente siente que se avanza pero no sustancialmente. Un acuerdo como éste seguramente va a convencer a muchos indecisos de que sí era posible y que hay que apoyar el plebiscito, y será un mensaje para la Corte Constitucional, para el Congreso y demás”, afirmó.

Para Barbosa, quienes están en contra del proceso, como el Centro Democrático, no cambiarán su posición, “Dirán que se está entregando el país, y trasladarán su narrativa a esa otra parte de la paz, diciendo que habrá impunidad”, sostuvo.

Por su parte, Jorge Iván Cuervo, docente e investigador del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales Cipe de la misma institución, dijo que son tres cosas importantísimas las que se resuelven con el acuerdo.

“El primero, es que se definen cuáles van a ser las zonas de ubicación de las tropas o de las Farc para efecto de que se pueda identificar esa cesación; en segundo término, se va a plantear la dejación de armas, lo que va a ser el cronograma de la dejación de armas y a quién se le hace entrega de esas armas; y en el tercer punto, es el que se definen todos los aspectos de seguridad para los combatientes”, manifestó.

“Esto es una parte muy trascendental que materializa la manera de terminar la guerra, lo que se está firmando es el fin definitivo del conflicto entre las Farc y el Estado colombiano y esto se va a materializar ya en un par de meses con la firma definitiva del proceso”, agregó.

Con el anuncio se trae también a colación la fecha anhelada por el presidente Juan Manuel Santos, quien espera que el 20 de julio estén listos todos los puntos del acuerdo.

"Yo no sé con el tema de las fechas si puede ser o no puede ser, pero yo sí creo, o veo que esto está muy cerca de terminar. Yo creería que el Presidente se arriesgó a decir el 20 de julio, imagino como una paso para presentarle al país todo el balance en el nuevo periodo legislativo, pero lo que yo sí veo es que esto está ya muy, muy cerca", afirmó Cuervo.

Así pues, lo que faltaría es el punto de refrendación e implementación de los acuerdos, y por supuestos la revelación de lo acordado en este punto, que será pieza clave para terminar con el proceso de paz.

Mientras tanto, Barbosa señaló que de aquí al 20 de julio “lo viene será la carpintería de lo que se llama la desmovilización y el desarme”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.