Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Oswaldo Acevedo Gómez jueves, 26 de abril de 2018

El tema fundamental para entender esta nueva versión de la encuesta es que el 11 marzo pasado fue clave e intervino de una manera impresionante en el panorama actual que se refleja en la encuesta. Recordemos que ese día las personas asistieron, además de las elecciones al Congreso de la República, a las consultas que dieron como ganadores de una parte a Iván Duque, y de otro lado, a Gustavo Petro.

Y es que marcó la decisión de los colombianos porque se nota en la tendencia de intención de voto hasta hoy. Lo que pasó fue un impacto que tuvo esa jornada en redes sociales y medios de comunicación de todo el país. Ellos (Duque y Petro) fueron quienes sintieron el golpe de opinión por ser parte de titulares y de las conversaciones.

Si esto se compara con los demás candidatos que no estuvieron en la consulta de ese día, que exactamente son Sergio Fajardo, Germán Vargas Lleras y Humberto De La Calle, son personas que aparecen con una medición estable. En conclusión, no estuvieron en la mente de los colombianos y a unos, por ejemplo, la aguja se inclinó a un reducción del puntaje.

Se podría decir que los que estuvieron en el radar del 11 de marzo, incluso se vieron involucrados en la ampliación de la polarización.

En el caso de Gustavo Petro, llama la atención que aunque lo hace a pasos lentos, se mueve y va ganando terreno. En la encuesta que acaba de ser publicada creció cuatro puntos comparado con el mes anterior.

Para el lado de Iván Duque, él figura como estable porque aunque pasó de 40 a 38 puntos en la encuesta, ese 2% está dentro del margen de error.
Uno que sí baja es el voto en blanco, en este momento está en 4% y ha dejado de ganar terreno los últimos meses. Hay que tener en cuenta que en el país aún hay una campaña dedicada a promover esta casilla. Con los indecisos pasa cada vez lo mismo, van mostrando más claridad en sus decisiones y es algo normal para la época en la que estamos.

Aquí se empieza a analizar las decisiones que tomaron quienes lideraron las campañas, pues decidieron hacer sus anuncios o consultas en una época donde no resultó tan fuerte como hoy. De hecho, Juan Fernando Cristo apoyaba en su momento que la consulta liberal fuera el 11 de marzo, de haber sido así, posiblemente estarían en la mente de los votantes.

Ya cada vez falta menos para la primera vuelta, y seguramente el hecho más importante que puede mover la aguja de los candidatos es la publicidad en televisión en medios masivos. Ya pasó antes, en 1998, cuando Noemí Sanín competía con Andrés Pastrana y Horacio Serpa. Noemí le apostó a una campaña que lanzó en la TV en la que insistía que los colombianos deberían cambiar y se popularizó la frase ¿Cuatro años más de lo mismo? Ella pasó de 10% de intención a 28%, de hecho, casi llega a la segunda vuelta. Así que hay que ponerle atención a los debates, a las apariciones de los candidatos en TV y a sus mensajes pautados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.