Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co Viernes, 7 de diciembre de 2018

Argumentó que información que circula en los medios está afectando su buen nombre y le causa molestias al gobierno de Duque.

Tras la polémica generada por la designación de Vicente Torrijos como director del Centro de Memoria Histórica, y por los enfrentamientos entre el funcionario y la Universidad del Rosario, su antigua empleadora, quien lo habría despedido por incluir en sus credenciales  un título de doctorado inexistente, el funcionario finalmente presentó su carta de renuncia ante el presidente Iván Duque.

“Declino esta designación pues las infundadas, injustas y tendenciosas informaciones que han circulado en los medios de comunicación y en las redes sociales, han afectado mi buen nombre y le están causando molestias a su gobierno”, expresó Torrijos.

En su carta de renuncia, el funcionario agradeció al presidente Duque por haber pensado en él para dirigir el Centro Nacional de Memoria Histórica, sin embargo, cabe aclarar que para poder ocupar este cargo se requiere tener un título de doctorado.

El vínculo laboral entre Torrijos y la institución académica, en la que trabajaba como profesor titular, inició el 11 de enero de 2001 y concluyó el pasado 2 de diciembre.

A pesar de que Torrijos aseguró que la terminación de su contrato fue un desacuerdo jurídico y que el jueves 29 de noviembre presentó renuncia a su cargo,  la propia institución aseguró que su despido fue motivado por principios institucionales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.