Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Taty Pineda Acuña - tpineda@larepublica.com.co Miércoles, 30 de mayo de 2018

Biometría, infraestructura de telecomunicaciones y geolocalización, a mejorar

El sistema electoral colombiano no ha tenido mayores cambios desde la Constitución del 91, lo que hace que sea un sistema al que le faltan importantes avances de forma y de fondo.

La metodología en Colombia, sigue siendo por voto físico, donde los ciudadanos tienen que hacer el registro correspondiente de sus cédulas o de lo contrario no podrían votar y como medida de facilitar la movilidad se instalan mesas de votación cerca al domicilio de cada persona.

Aunque para algunos este es un sistema desactualizado un ejercicio que hizo AL comparando el modelo colombiano con el de México, Estados Unidos, España y Francia se encuentran más similitudes que diferencias.

En el balance México es el único país en donde el voto es obligatorio, mientras que en los demás es opcional. Estados Unidos es el único país que elige un presidente con poder político mediante un colegio electoral y el único también en el que un candidato puede alcanzar la jefatura del Estado sin lograr el mayor número de votos populares, una particularidad criticada por expertos que atribuyen al sistema un déficit democrático.

En temas de logística en todos el voto físico y las jornadas de un día en fin de semana son el común denominador. En países como México y España el documento que debe presentar tiene que ser renovado pues caduca según un periodo determinado que puede ser entre cinco y 10 años.

En términos de digitalización, Colombia aún no ha logrado implementar el sistema biométrico en todo el país, lo que genera demoras y suplantaciones en algunas zonas apartadas donde el Estado no puede tener mayor control, sin embargo solo EE.UU. ofrece el voto electrónico los demás es físico. (Ver gráfico con características)

Al respecto, Juan Carlos Galindo, Registrador Nacional explicó que “la biometría es un procedimiento que tiene un costo elevado y por eso no lo hemos podido implantar en todas las mesas de votación”.

Por su parte el magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE), Armando Novoa, señaló que hubo cosas positivas en las elecciones pasadas a presidencia como el rápido preconteo de los votos, sin embargo, cree que “tenemos un sistema electoral con falta de control a los gastos de los partidos y su funcionamiento lo que hace que exista una gran debilidad en la autoridad administrativa”.

De acuerdo con José Alejandro Chamorro, especialista en ciberseguridad de Password Consulting, los retos del sistema son la implementación tecnológica a cabalidad: voto biométrico, gestión digital de toda la información del proceso electoral, y mayor cobertura geográfica de los puestos de votación.

“La cantidad de procesos que implica el conteo y el procesamiento de los votos, hace que el costo sea muy alto”, dijo Francisco Barbosa, docente del Externado.