Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

lunes, 22 de agosto de 2016

Luego de la respuesta de Winner Anacona a un tuit del presidente Santos en el que indicaba que los deportistas se habían “hecho solos” y posterior a la visita de políticos con acreditación oficial en la villa olímpica que no tienen nada que ver con el deporte, la directora de Coldeportes indicó que “este Gobierno ha invertido muchísimo en el deporte, pasamos de un presupuesto de inversión de $150.000 millones a $450.000 millones. Hemos trabajado de la mano del Comité Olímpico Colombiano y las Federaciones para que nuestros deportistas tengan una buena preparación”. 

Ese es precisamente el problema: se fortalecen las federaciones, los comités y demás entidades deportivas pero ¿llega el dinero realmente a los deportistas?

Así pues, llevar alcaldes, políticos y dirigentes deportivos para que vean como son los grandes escenarios e intenten parecerse en Colombia puede ser una forma de apoyo al deporte y parece que esa es una de las políticas de Coldeportes; lo dijo igualmente la directora “el alcalde de Cartagena estuvo por aquí (en Río) y es importante que haya venido para que sepa qué cosas se pueden aplicar en los Juegos Nacionales. 

Los gobernantes tienen que ver con sus propios ojos qué está sucediendo en las ciudades sedes de los grandes eventos deportivos del mundo, hay que aprovechar esto”.

¿Será esto apoyar el deporte? En los mismos juegos, Ana Cristina Sanabria ciclista que participó en la prueba de ruta, no tuvo apoyo logístico, para hidratarse debía valerse de lo que le daban los espectadores colombianos y de haber sufrido una caída o un desperfecto mecánico no habría tenido quien la ayudara; el medallista de plata en boxeo Yuberjén Martínez debió competir sin su entrenador y a Rigoberto Urán le tocó bajarse de un avión pues no lo dejaban llevar su equipo de bicicletas completo. Las federaciones nacionales de los diferentes deportes reciben gran cantidad de recursos, de eso no hay la menor duda; ahora bien, ¿ese dinero llega en qué porcentaje a los deportistas?

El deporte de alto rendimiento, el de ganar medallas, es costoso, requiere de logística y no se trata solo de correr, pedalear o dar los mejores golpes; alrededor de una medalla hay técnicos, nutricionistas, masajistas, alimentación, equipamiento costoso y en general toda clase de actividades que muy pocos deportistas pueden sufragar, esa es otra forma de apoyar el deporte, entregarle al deportista todas las facilidades, que repito son muy costosas, para que este pueda sin mayores inconvenientes desarrollar todo su potencial. 

Llevar a un atleta a las competencias internacionales no se debe ver como un “apoyo” y no creo que los deportistas lo deban agradecer, es la función de federaciones y Coldeportes, distinto es si se lleva a un alcalde un senador o dirigente, en ese caso el agradecimiento debería ser enorme.

Las medallas de Londres y las de Río son el producto de unas políticas más encaminadas a apoyar al deportista y un poco menos a las políticas, pero con resultados que asombran. 

De dos medallas de bronce en Atenas y 59 deportistas, se pasó a tres de oro  y 147 deportistas. Esperamos seguir por esa senda apoyando a los deportistas más que a los dirigentes.