Lunes, 15 de septiembre de 2014

La extradición es uno de los mecanismos que han tomado vital importancia en la política criminal del Estado, para combatir varios flagelos delictivos especialmente el narcotráfico, este mecanismo jurídico internacional está fundamentado en la colaboración judicial entre distintos Estados, con el objeto de entregar a una o varias personas a un Estado diferente donde esta o estas se encuentran para el desarrollo procesal o la apertura de proceso penal en su contra fuera del territorio en donde residan, es decir es la extraterritorialidad de la acción penal en el ordenamiento jurídico. 

Para hablar de extradición dentro de nuestro ordenamiento jurídico podemos indicar que este mecanismo de cooperación judicial más allá de las fronteras, viene desde varios siglos atrás y que este mecanismo parte en primera medida de las relaciones diplomáticas entre Estados, así las cosas la cooperación judicial hacer parte de las relaciones diplomáticas y de la política exterior de Colombia, cabe mencionar que actualmente el país solo tiene tratados bilaterales de extradición con once Estados, es decir, no tenemos tratados ni con el 10% del hemisferio, y tan solo dos hacen parte del continente Europeo, siendo estos: España y Bélgica.

Así las cosas dentro de los tratados bilaterales de Extradición con Colombia, tenemos a México, Cuba, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Perú, Chile, Brasil, España, Francia y Bélgica; al igual podemos mencionar de la existencia de los tratados regionales que la verdad para poco o nada han servido, al menos en el caso colombiano, los cuales se suscribieron con Bolivia, Ecuador y Venezuela, también existen unos tratados multilaterales que vienen siendo suscritos y ratificados por Colombia desde el año 1973 que suman en total seis, el primero en la ciudad de Nueva York como el último en el 2000, solo el 1988 se adoptó en Viena. El último incluye a Estados Unidos y busca combatir la delincuencia organizada transnacional. 

Son muchos los casos que se evidencian tratándose de extradiciones injustas y sin fundamento, más allá del decálogo de elementos importantes para que surta una extradición, como que el delito por el cual se solicita la extradición debe haber sido cometido en el territorio del Estado que lo solicita o en contra del Estado requirente, deben analizarse todos los instrumentos de cooperación judicial, y porque no condicionar o exhortar a la Corte Suprema de Justicia de Colombia para que tome medidas, y así evitar errores judiciales, estas podrían ser como la consolidación de requisitos de índole material y probatorio suficiente, individualización de personas de forma correcta para evitar indemnizaciones a cargo de los impuestos de los colombianos.