Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

martes, 1 de julio de 2014

Vale asegurar que las intervenciones en el próximo Senado serán de lujo, basta visualizar cómo los asuntos que nos afectan o benefician a todos los colombianos tendrán un ojo de experticia, un escrutinio transparente al interior de los legislativos tratándose de manera cabal de los miembros del Centro Democrático, y desde luego de alguno que otro “novato” en el Congreso que poco o nada le interesa ser un bribón de antaño; vienen fuertes polémicas y reformas como por ejemplo la reforma a la Salud, también viene el supuesto proyecto que pretende acabar con el servicio militar obligatorio, que entre otras sería el más grave despropósito de cualquier administración.

Desde luego las más importantes reformas vienen de la colectividad más nueva que tiene el país, esa misma dará la batalla sin claudicar con el firme propósito de mejorar el sistema electoral colombiano, que tantos dolores de cabeza trae como cuestionamientos también, no solo necesitamos que el voto sea obligatorio, sino que existan otros mecanismos para celebrar un proceso electoral, por ejemplo los sistemas de biometría y el voto electrónico instantáneo en todo el territorio nacional, como también la posibilidad que los ciudadanos sufraguen en un día hábil, eliminación del voto preferente que convirtió algunos por no decir todos los partidos en pequeños feudos electorales del gamonal de turno, obviamente la excepción es el Centro Democrático que innovó en listas absolutamente cerradas.La tarea más importante por la que podría jugarse el prestigio político una colectividad es la que denomina el CD como “el gran pacto nacional por la justicia” que busca descontaminar la rama judicial de cualquier injerencia e interés político, que las decisiones de los jueces sean en estricto derecho no al vaivén de las tendencias electorales, eliminar de tajo las funciones electorales de los altos tribunales como también acabar con el consejo superior de la judicatura, un tribunal que poco o nada tiene de credibilidad pues no solo sus miembros son salpicados por asuntos inverosímiles sino también sus providencias se alejan del sentir popular.

Pero la más grande apuesta del CD es a la educación, la colectividad quiere insistir que la jornada escolar en todo el territorio nacional sea de jornada continua, esto tiene una estrecha relación con la intención de mantener el 4 por mil, tributo que tendrá una deducción especial parcial a los contribuyentes, la idea es destinar una parte de estos recursos para la educación en gran medida y otra porción del mismo tributo que busca destinarse para el sector agropecuario; también hay lugar para que el Centro Democrático entre con pie firme a los legislativos y es justo allí donde demostrara su talante, su capacidad y su sintonía con los ciudadanos. 

Por tal razón el primer debate de control político que citara la colectividad encabezada por el expresidente y hoy senador electo Álvaro Uribe Vélez, será la intención del gobierno nacional en la enajenación de Isagen, compañía energética que el Gobierno Nacional de manera olímpica quiere regalar al sector privado, con la excusa que el país tiene que salir de activos poco rentables, léase bien “poco rentables” según la administración, para invertir en negocios más rentables como son las carreteras que necesita el país, es decir pretender hacer una inversión de más de $40 billones vendiendo un activo por menos de $5 billones.

Corolario: Hoy toda Venezuela no tiene energía por un desacierto similar o igual, hay racionamiento de agua y luz en ciertos municipios de Colombia por el bajo nivel de los embalses, de vender  Isagen no solo se regalaría por su irrisorio precio de venta también la política energética de 80 años iría al traste.