Martes, 2 de septiembre de 2014

Recordemos como se ha jugado con la dignidad y buen nombre de cientos de ciudadanos, recordemos como estuvo privado de la libertad el único sobreviviente de los masacrados diputados del departamento del Valle a manos de las Farc, recordemos también como estuvo privado de la libertad un exvicealmirante de la Armada Nacional, igual situación padecieron representantes a la Cámara y senadores; no solo vale examinar el despliegue judicial en varios casos de similar referente, también vale mencionar las condenas en contra del Estado por privación injusta de la libertad que en todo caso similar el condenado final es el erario.

El común denominador en muchos de estos casos ha sido una constante que lamentablemente no para, testigos apócrifos, testigos de papel, testigos con ciento de tachas de credibilidad, testigos sin sustento factico y jurídico, que en muchos casos motivados por intereses, desde “negociación” de penas, rebajas, subrogados, y cuanta figura desde el régimen penal existe, hasta motivaciones viscerales, personales de los supuestos testigos, y porque no intereses “extraños” de quienes buscan mostrar resultados en el despliegue judicial, son muchos los casos en donde el papel de testigos con tacha se desmoronan por el evidente apaño. 

Uno de los casos que más llamó la atención fue el proceso para la entonces congresista y expresidenta del congreso, Nancy Patricia Gutiérrez, ella fue vinculada a la mal llamada “parapolítica” cuando un bribón engañó a la justicia para ganar provecho a su favor, a costa de empañar a Gutiérrez, quien se ha destacado por su pulcritud y vocación de servicio. Fueron casi siete años que malgastó de su vida pública y privada para defender su libertad y honra, solo porque al sistema le sirven, a veces, más unos testigos que dicen todo y nada. 

A Gutiérrez la misma Fiscalía ya la reconoció como víctima de un falso testigo, a quien entonces la condenaban anticipadamente por señalamientos irresponsables, fantasiosos, que solo podrían fabricarse en una mente dañosa y enferma.

Hoy, uno de los casos que más está siendo seguido por los medios es el de un supuesto “Hacker” presuntamente es un “bribón” más que para ganar indulgencias y rebajas de sus culpas, buscara ser el señalador de muchos; él quiere hacernos creer que es un James Bond criollo, lamentablemente no llega ni a súper agente ochenta y seis, mucho ojo con esto.