Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jueves, 7 de junio de 2018

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) agrupa a 37 países los cuales representan 44% del PIB mundial. Esta organización busca promover la cooperación internacional e intercambio de experiencias y conocimiento en relaciones laborales, transporte, impuestos, turismo, entre otros temas. La dinámica que usa la Ocde permite a los países miembros utilizar y aplicar las mejores prácticas e implementarlas con el compromiso de mantenerlas con los mejores niveles técnicos.

Colombia acaba de firmar su ingreso lo cual significa que tendremos acceso, por así decirlo, a la mejor asesoría posible en materia de políticas públicas. Lo cual puede traducirse en seguridad para los inversionistas, de que, en Colombia se dará cumplimiento y aplicación a políticas públicas de alta calidad.

Pero como todo en la vida, lo difícil no es entrar o conseguir algo sino mantenerlo. Y, para lograr mantenernos, hay mucho trabajo por delante, para asegurarle no solo a Colombia sino a la Ocde que daremos la talla.

En relación con el transporte aéreo, de manera general, la Ocde busca la expansión del comercio de servicios de transporte aéreo. Hay estudios que muestran que, para este propósito, han contribuido los nuevos modelos de aerolíneas de bajo costo, las alianzas y la desregularización, entre otras medidas. Todas estas medidas, de alguna forma han ayudado a expandir la comercialización de servicios de transporte aéreo, democratizando y ampliado el acceso al mismo.

Colombia todavía es para la Ocde, un país con prácticas restrictivas en materia de competencia en el transporte aéreo a pesar de implementar dichas medidas.

En este sentido, la Aeronáutica Civil, ya está trazando la hoja de ruta que guiará el sector aéreo de aquí a 2030. No es otro el producto del foro sector aéreo 2030 ¿Hacia dónde debe ir la aviación en Colombia? Dicho sea de paso, los objetivos trazados en esta hoja de ruta están totalmente en línea con el propósito de la Ocde de expandir el comercio de servicios de transporte aéreo.

Resalto los siguientes objetivos establecidos en dicho foro: (i) Fomentar la cobertura y el crecimiento de la aviación civil; (ii) Mejorar la eficiencia e incrementar la capacidad de los servicios a la navegación aérea y los servicios aeroportuarios; (iii) Mejorar la facilitación y la seguridad de la aviación civil; (iv) Minimizar los impactos negativos que genera el transporte aéreo en el medio ambiente y los recursos naturales y; (v) Mejorar los niveles de seguridad operacional en transporte aéreo.

Recientemente se flexibilizó el acuerdo de transporte aéreo entre Colombia y Argentina el cual fue ampliado en su capacidad pasando de cuatro a 35 vuelos semanales. Es ésta la política aérea que debe seguir aplicándose de acuerdo con lo trazado en la hoja de ruta para el sector aéreo, y ahora con más razón como miembros de la Ocde pues se traducirá en eficiencia de las operaciones aéreas y en el acceso a este servicio público.

La expansión del comercio de servicios de transporte aéreo sin duda beneficiará a ciudadanos, quienes, tendrán una mejor calidad de vida y una mejor utilización de servicios de transporte aéreo, lo cual es, uno de los principales objetivos de la Ocde.

El reto está ahora en materializar la hoja de ruta. No desviarse del camino ya iniciado y más bien mejorar los estándares. La Ocde es una guía y una ayuda para Colombia. Y, sin dudarlo me atrevo a decir que, así como tendremos acceso a la mejor asesoría posible en políticas públicas, Colombia está en capacidad de entregar a los demás miembros la mejor asesoría posible en materia de transporte aéreo.

Lo que se está haciendo actualmente para el sector aéreo sumado a los estándares que nos exige la Ocde, seguramente harán que Colombia se vuelva, a corto plazo, en el líder regional y su crecimiento llegue a ser de 94 millones de pasajeros anuales tal y como se prevé para los próximos años. Pero para eso hay que darle continuidad a la tarea iniciada.