Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Sábado, 6 de mayo de 2017

Bajo la definición de Francisco Reyes Villamizar, el gobierno corporativo es un concepto que abarca todo el sistema de instituciones y normas orientadas a mejorar la gestión de las compañías mediante la institucionalización de mecanismos efectivos de dirección y control societario interno. 

¿Qué relevancia tiene el gobierno corporativo en las sociedades inscritas en bolsa?
El gobierno corporativo es un concepto atinente a todo el derecho societario, pero, tratándose de sociedades inscritas en bolsa que buscan capitalizarse mediante la emisión y colocación de acciones o cualquier otro tipo de valor, el gobierno corporativo toma una relevancia particular, ya que la adopción de sus pautas puede generar una mayor confianza tanto en el inversionista que pretende adquirir las acciones como en el accionista que ya es partícipe del capital social de la misma. 

¿Cuáles son los objetivos de la adopción de conductas de buen gobierno corporativo?
Analíticamente, el estudio de las sociedades como agentes económicos en los que coexisten dinámicas internas y externas propias del comportamiento de las mismas en el mercado, en particular en lo concerniente a las relaciones bursátiles, existen grandes tensiones referentes a las relaciones entre accionistas, administradores y otros grupos de interés, como proveedores y acreedores. Así, en términos de Mónica Acevedo, los objetivos principales que debe atender el conjunto de normas de gobierno corporativo son: i) la relación entre los administradores y los accionistas; ii) la relación entre accionistas, principalmente entre controlantes y minoritarios; iii) las relaciones contractuales con los administradores, empleados, proveedores y clientes; iv) códigos de ética y conducta; y v) la relación con los órganos de control y autoridades de supervisión, así como demás agentes del gobierno.

El gobierno corporativo, entonces, ha sido una herramienta legislativa y de adopción voluntaria por parte de las empresas para crear mecanismos que restablezcan, en cierta medida, el equilibrio entre los poderes de estos grupos, velando porque ninguno tienda al abuso de los derechos de los que son titulares, lo que permite la optimización del valor de la compañía para atraer nuevas inversiones. 

¿Son las normas de gobierno corporativo vinculantes para los emisores de valores?
El Título V de la Ley 964 de 2005 introdujo la regulación general sobre los deberes y el funcionamiento de las sociedades inscritas en el Registro Nacional de Valores y Emisores, incluyendo normas sobre protección de accionistas y funcionamiento de los órganos de dirección y comités de auditorías, entre otros. Estas normas son de obligatorio cumplimiento por parte de los emisores de valores. Sin embargo, la mayor parte de conductas de buen gobierno son de adopción voluntaria, como lo establece el denominado Código País, definido como un conjunto de medidas y recomendaciones para los emisores de valores y sociedades vigiladas sobre prácticas corporativas. Esta fue una iniciativa de la Superintendencia Financiera, y varios partícipes del mercado de valores, implementada mediante Circular Externa 028 de 2007 de la Superintendencia Financiera de Colombia.