Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

miércoles, 22 de junio de 2016

El autor fue el hoy Premio Nobel de Economía Paul Krugman y tomamos prestado su enfoque para reflexionar sobre la relación, entre temas de derecho y de comercio internacional. 

Nos parece oportuna la reflexión, por la discusión que se ha agudizado en estos días con el anuncio de la creación de posibles tribunales arbitrales que se encargarán de resolver disputas que surgen en torno del posible incumplimiento de compromisos adquiridos o asociados a Tratados de Libre Comercio.

El escenario ideal de una operación comercial es que el contrato se ejecute de acuerdo a las reglas acordadas y ambas partes logren su objetivo.  Desafortunadamente para ambas partes esa es la excepción y en algún momento de la ejecución del contrato, y en muchas ocasiones antes de iniciarlo, surge el conflicto y con ello la disputa jurídica.

¿Que tanto se están preparando nuestros futuros abogados y quienes ya ejercen, en el manejo de todas estas nuevas instancias que implican un panorama internacional e inclusive global?. En suma ¿qué debería saber un abogado de comercio internacional?

La respuesta a la luz de los procesos económicos que tienen directa incidencia en el mundo jurídico, es que deberían tener mejores y mayores nociones de ese entorno internacional que pareciera es su destino inexorable. 

Desde la perspectiva jurídica consideramos que debe tenerse en cuenta la mayor inclusión de estos temas en las universidades, que se convierten en el eje central de las disputas de las empresas.

Un vistazo por algunos temas que se negocian en los tratados de libre comercio nos da un panorama: acceso a mercados, agricultura, asuntos ambientales, asuntos laborales, obstáculos técnicos al comercio, política comercial, acuerdos bilaterales, regionales y multilaterales, inversión extranjera, propiedad intelectual, aranceles, aduanas, facilitación del comercio, servicios, solución de controversias y facilitación al comercio, son solo el abrebocas de lo que puede ser este mundo desconocido para muchos abogados.

Adicionalmente, es importante recabar en que, cada vez más, un abogado tiene que tener conceptos claros de economía y sin duda financieros pues cada vez son más tenues las líneas divisorias del conocimiento. 

Un ejemplo, es la incidencia que tiene el dólar en el desarrollo de los contratos. La época en que se estudiaba derecho por que no tenia matemáticas, cada vez más, es un concepto anacrónico.

La participación activa de Colombia en el comercio internacional desde la década de los noventa, ha dejado entre otros resultados, seguridad jurídica, que se refleja en que cuando se tienen tratados claros, allí quedan los mecanismos que se van a activar una vez se presenten los conflictos jurídicos: qué procedimientos, qué instancias, cómo se acude a ellas y como fallan los tribunales a los que se acude.

Y de otra parte que cada día más nuestros abogados estén preparados en estos temas pues bastante grande es el esfuerzo que realiza una empresa, independientemente del tamaño, para poder tener una oferta exportadora sostenible de bienes y servicios y amerita que los abogados que los asesoran manejen claros conceptos de comercio internacional.