Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Nicolás Jaramillo Pineda - nicolas.jaramillo@cms-ra.com lunes, 8 de julio de 2019

Desde hace un tiempo la tecnología ha venido permeando los mercados financieros. Hoy en día es común que, por intermedio del uso de la tecnología, se innove no solo en los productos financieros ofrecidos sino también en los modelos de negocios utilizados para proporcionarlos. Un claro ejemplo de lo anterior se presenta en los mercados de valores con la utilización de Robo-Advisors.

¿Qué son los Robo-Advisors?

Si bien no existe una única definición sobre los Robo-Advisors, estos podrían definirse como servicios en línea basados en algoritmos e inteligencia artificial, que propenden por brindar asesoría financiera a inversionistas para la gestión de activos en portafolios de inversión. La principal autoridad de autorregulación de Estados Unidos - Finra - ha definido los Robo-Advisors como herramientas de asesoría de inversión digital.

¿Cuáles son las ventajas que ofrecen?

Como la mayoría de los emprendimientos Fintech, los Robo-Advisors presentan grandes ventajas para el desarrollo de los sistemas financieros. Quizás, una de las mayores ventajas de los Robo-Advisors se da en términos de inclusión financiera. Al ser una herramienta en línea, de menores costos en comparación con la asesoría humana y de mucho más fácil acceso, los Robo-Advisors emergen como el instrumento ideal para que agentes superavitarios, tradicionalmente excluidos del mercado de valores, puedan hacer uso de una asesoría especializada e invertir en los activos allí transados.

Lo anterior, tiene una repercusión de trascendental relevancia, puesto que, al permitir ampliar el universo de inversionistas en el mercado de valores, el capital se asigna más eficientemente generando así un impacto positivo en la economía.

Adicionalmente, en un mercado de capitales cada día más globalizado y con productos más complejos, los Robo-Advisors, al estar basados en algoritmos, permiten la realización de difíciles cálculos en cortos periodos de tiempo, entregando al inversionista el producto financiero que más se acople a sus necesidades según su relación rentabilidad-riesgo.

¿Qué riesgos implica su utilización?

Los Robo-Advisors tienen un potencial disruptivo enorme. Sin embargo, su utilización implica varios riesgos que deben ser monitoreados y administrados correctamente. Desde un punto de vista macroeconómico y, en el peor de los escenarios, los Robo-Advisors pueden llegar a ser generadores de riesgo sistémico.

Llegado el caso en que haya una proliferación de Robo-Advisors y, teniendo en cuenta que en muchas ocasiones los algoritmos y los cuestionarios de entrada utilizados para recoger la data de los inversionistas son muy parecidos, si se llegare a presentar una situación de estrés en el mercado, es posible que se materialice lo que los americanos denominan un herding risk, que no es otra cosa más que el riesgo de que los inversionistas salgan en manada a tratar de vender o comprar un determinado activo. Esto, podría tener consecuencias en oscilaciones en los precios de los activos y problemas de solvencia.

Como es natural, los Robo-Advisors al ser parte de la categoría Fintech, están asociados al riesgo cibernético, razón por la cual es indispensable que se cuente con un adecuado sistema de prevención a fin de evitar posibles ataques que no permitan la continuidad del Robo-Advisor o que generen pánico.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.