Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co viernes, 31 de julio de 2020

Luis Felipe Henao y Carlos Castro Cuenca escribieron “Compliance: prevención de la corrupción pública y privada”

En el marco del Inside de Asuntos Legales en el que se dio la presentación del libro “Compliance: prevención de la corrupción pública y privada”, de la editorial Tirant lo Blanch, su autor el exministro de Vivienda Luis Felipe Henao en coautoría de Carlos Castro Cuenca, y junto con el excontralor Edgardo Maya y el exministro de Justicia Yesid Reyes, debatieron sobre la importancia de los programas de compliance tanto, para las empresas privadas como las públicas.

En su introducción, Reyes resaltó que siempre hemos sido, en general, una sociedad de riesgo y que aun cuando la expresión es relativamente reciente, siempre se ha marcado desde el punto de vista de la represión y no del de la prevención.

“Uno de esos espacios de riesgo moderno es el de las organizaciones. Esos riesgos que surgen en las empresas generan algunos problemas no solo en materia de criminalidad económica puntualmente, sino también en términos mucho más amplios en materia de corrupción, que es uno de los problemas más grandes que enfrenta el país”, resaltó Reyes.

Por ello, este nuevo texto se ocupa de hablar de un modelo de prevención de riesgos a la forma en cómo deben gestionarse, tanto en la identificación, como la evaluación y el tratamiento que se les puede dar desde el punto de vista de supervisión interna de las entidades, de la creación de canales de denuncia segura, y de la apertura y mantenimiento de canales de comunicación con las autoridades.

LOS CONTRASTES

  • Tatiana Dangond Aguancha Directora colombia Tirant Lo Blanch

    “Esta es una publicación que se da en el marco de una colección muy importante para la editorial Tirant lo Blanch, que es la colección de corrupción: crimen organizado y delincuencia económica”.

De esta manera, el exministro Henao explicó que el compliance tiene tres elementos que lo estructuran: el primero es que tiene por objeto el cumplimiento de la legislación vigente, el segundo es que implica una gestión de riesgos y, por último, está la introducción de una cultura de cumplimiento.

“No solo tiene por objeto la gestión de riesgos penales, sino que en general de todo tipo de riesgos. Teniendo como fin el buscar prevenir delitos y otros ilícitos jurídicos y éticos, por ejemplo, como los disciplinarios”, aseguró Henao.

Por su lado, el coautor del libro Castro recordó que en Colombia se vienen dando pequeños pasos en esa materia, ya que en 2016 surgió una ley de responsabilidad administrativa de las personas jurídicas en relación con la corrupción, la cual intentó establecer un régimen de compliance.

“Las grandes empresas de Colombia ya están incorporando sistemas de compliance y no solo por esa ley sino porque tienen mucha relación con países que exigen responsabilidad penal de las personas jurídicas”, señaló Cuenca.

Por su parte, el excontralor Maya resaltó que es muy importante tener en cuenta la aplicación no solo en el sector privado, sino que también es necesaria en el sector público. “Colombia es un país que está saturado de la corrupción, no promulguemos más leyes, no apliquemos más leyes, apliquemos las que hay y utilicemos una ley fundamental en el sector público”, dijo.

Por otro lado, el exministro Henao explicó que el compliance puede llegar a ser una herramienta transversal, ya que si uno encuentra a un funcionario público o de una entidad privada en un acto de corrupción no basta solo con tomar las medidas disciplinarias correspondientes, sino que es necesario eliminar todo el “foco de corrupción”. “Yo creo que el sistema de compliance es una herramienta que es complementaria a la sanción pues permite que no solamente se apliquen penas o medidas, sino que además se erradiquen los problemas de raíz”, precisó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.