Bloomberg

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Johnny Giraldo López

lunes, 26 de febrero de 2018

Las palabras habitat y habitar no tenían suficientes diferencias que las distinguiera

El conglomerado Challenger, famoso por sus artículos de hogar, tuvo que enfrentar un pleito en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para defender el nombre de su tienda Habitat Store.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos MartínezProfesor de derecho en la u de la Sabana

    “Permitir que terceros diferentes a los titulares de Habitat Store se registren sería permitir que se configure un riesgo de confusión. Los consumidores pensarían que comparten su origen empresarial”.

Los pastusos querían registrar el nombre Habitar con Estilo (nominativo) para distinguir productos en las clases 11, 19, 20, 21, 24 y 37 de la Clasificación Internacional de Niza. Estas categorías distinguen aparatos de alumbrado, calefacción, materiales de construcción, tejidos, toallas y servicios de reparación.

Cuando los abogados de Challenger se enteraron de la solicitud, publicaron su oposición en la Gaceta de Propiedad Industrial. De acuerdo a sus argumentos, la coexistencia de los nombres causaba un alto peligro de confusión empresarial por el parecido de sus productos con el de su tienda.

Habitar no retrocedió en su petición y respondió a los comentarios. Dijo que no existe ningún tipo de similitud ortográfica entre las palabras Habitat y Habitar porque la primera está en inglés y la de ellos en español. Para los nariñenses, no había manera en que los consumidores promedio entendieran lo que significa la palabra de la parte opositora.

La Dirección de signos procedió a resolver la disputa entre las partes basándose en el literal a) del artículo 136 de la Decisión 486 de Comisión de la Comunidad Andina. Según la norma, no pueden inscribirse signos que se parezcan al de un tercero inscrito en la SIC.

Para Juan Carlos Martínez, profesor de la Universidad de la Sabana, “permitir que terceros diferentes a los titulares de Habitat Store se registren sería permitir que se configure un riesgo de confusión”.

Después del estudio de registrabilidad, los examinadores del despacho encontraron que los signos analizados son similarmente confundibles por lo que evocan y porque los solicitantes carecen de otros elementos que los distinga.

Para Ángela Amaya, socia de Amaya Propiedad Intelectual, “el signo solicitado Habitar con Estilo es similar a la marca registrada Habitat Store, sin que el complemento ‘con estilo’ evite que el consumidor piense que se trata de una nueva línea de productos de la marca”.

En este caso, David no venció a Goliat. La Dirección de Signos declaró fundada la oposición y le negó el registro a Habitar con Estilo que aún puede apelar.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.