Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co Martes, 5 de junio de 2018

Dicha situación se da luego de que el empresario panameño fuera incluido en la Lista Clinton

Abdul Waked, dueño de almacenes La Riviera, interpuso una demanda en contra del estatal Banco Nacional de Panamá (BNP) por “daños y perjuicios, más intereses”. Según un comunicado de la compañía “la acción fue presentada ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia panameña y busca una indemnización por US$1.268 millones”.

Esta situación se presenta luego de que el empresario panameño Abdul Waked fuera señalado en la Lista Clinton, que se dio a conocer en mayo de 2016, sin que existiera ningún proceso en su contra.  La decisión de incluir al panameño en la lista fue avalada por el gobierno de Panamá y ha traído consigo millonarias pérdidas, entre las cuales se encuentra: disminución del número de empleos en varias partes del continente, como Colombia, el cierre de tiendas y un daño en la imagen del empresario y su familia.

Vale la pena señalar que el sobrino de Abdul, Nidal Waked, fue extraditado a EE.UU. por Colombia a fines de 2016, pero quedó libre hace menos de un mes debido a que la Justicia de Estados Unidos decidió no presentar ningún cargo por lavado de dinero contra él. Dicha acusación, que según la compañía no tenía ningún fundamento, estaba relacionada con el caso de  Abdul Waked: Waked Money Laundering Organization’ (Red Waked de Lavado de Dinero), por lo cual Nidal, el dueño de almacenes La Riviera (Abdul Waked) y al menos 68 entidades de ambos quedaron en la Lista Clinton.

A pesar del señalamiento anterior, “nunca se ha presentado ningún cargo en ese sentido contra Abdul Waked o cualquiera de sus parientes o directivos.”, de acuerdo a un comunicado de La Riviera.

El comunicado concluye diciendo que el señalamiento en la lista a “puesto en peligro el empleo de al menos unos seis mil panameños, muchos de los cuales lo perdieron, las entidades recibieron sanciones extraterritoriales de Estados Unidos, y forzaron a sus dueños a liquidarlas a terceros, pero les congelaron el pago marginal por el que fueron vendidas”.

Para finalizar, Abdul Waked ha desarrollado negocios en Centroamérica, Panamá y Colombia. A pesar de que, La Riviera SAS, que se encuentra en nuestro país, no está de forma directa en la Lista Clinton, la inclusión del empresario ha traído como consecuencia el “cierre de la mayoría de sus tiendas con la pérdida de más de 1.300 empleos en 105 establecimientos pues el sector financiero y diversos proveedores comenzaron a cerrar la puerta”, según información dada por la organización.