Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co lunes, 26 de julio de 2021

La jueza 28 de conocimiento de Bogotá, Carmen Helena Ortiz, negó los recursos de apelación y abrió investigación

Pasadas las ocho de la mañana de hoy continuó el proceso de preclusión para detener la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunto fraude procesal y soborno a testigos. Desde el pasado 4 de marzo, la Fiscalía recibió el caso de Uribe luego de que renunciara a su su curul en el Senado. El resultado parcial del proceso se resume en que el abogado Luis Alfredo Castro no fue reconocido como víctima y deberá enfrentar una investigación disciplinaria.

A pesar de que el proceso podría estar por terminar, la última suspensión de la audiencia (6 de abril de 2021) fue aplazada porque el abogado Luis Alfredo Castro pidió ser reconocido como víctima, además del sacerdote Abel Jesús Barahona Castro, quien desapareció en Bogotá en noviembre de 1996.

La jueza 28 de conocimiento de Bogotá, Carmen Helena Ortiz, negó la solicitud el pasado 6 de julio, acción que fue apelada por la Procuraduría al afirmar que se debería decretar nula su decisión y dejar que la víctima expresara sus argumentos.

Luego de este recuento de los hechos, este lunes se dio lugar a la audiencia para esclarecer los hechos con relación a la decisión de la jueza y la apelación de la Procuraduría. Ortiz afirmó que solo se puede solicitar la nulidad por causas estipuladas claramente en la ley. Añadió que el procurador delegado no aportó el material probatorio suficiente para demostrar por qué hubo un daño a la víctima tras la decisión de la jueza: la decisión fue ratificada y Castro no entrará como víctima dentro del proceso.

El abogado, sin embargo, apeló la decisión de la autoridad judicial y dijo que sí tenía la potestad judicial para representar al sacerdote en la audiencia que se adelanta el día de hoy. Castro agregó que sus derechos han sido vulnerados durante el proceso. "Es claro que aquí no tengo ninguna garantía ni lo tiene mi poderdante", dijo el abogado.

A pesar de que el defensor usó todos los recursos para defender sus intereses dentro del caso, la juez afirmó que por la temeridad de sus palabras se compulsaron copias para investigar disciplinariamente al abogado por una dilación sin justificación del caso; añadió que el profesional afirmó que no ha tenido garantías a pesar de que se le dieron.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.