Diego Molano Vega Viernes, 2 de agosto de 2013

Uno de los acuerdos que resultaron ayer de la reunión que las delegaciones de Colombia y Venezuela sostuvieron en Caracas, fue idear y coordinar estrategias que contrarresten los robos de celulares entre los dos países.

El ministro de las Tecnologías, la Información y las Telecomunicaciones (TIC) de Colombia, Diego Molano Vega, y su homólogo venezolano, Manuel Fernández Meléndez, anunciaron que no se permitirá en cada territorio la reactivación de teléfonos celulares que hayan sido robados en la nación vecina.

 

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, hizo referencia a este tema como un asunto sensible para el país. “Por eso, solicité una reunión con los Ministros de las TIC. Es un tema de generación de violencia muy complicado y creemos que podemos, con un esfuerzo entre los dos países, mejorar eso. Se nos ha vuelto infame esa situación y por eso me parece muy oportuna esa reunión”, declaró.

 

Las autoridades estiman que 60% de los celulares que se roban en Venezuela son reactivados en Colombia, por lo que los jefes de esas carteras calificaron el acuerdo como afortunado ante un asunto que causa delincuencia. Con esta decisión, Venezuela se suma al grupo de países compuestos por Argentina, Ecuador y Perú que prohiben reactivar celulares robados en Colombia.

 

Mauricio Jaramillo, profesor de la Universidad del Rosario y experto en relaciones internacionales, cree que acuerdos así son en el fondo acercamientos entre ambos países para mejorar las relaciones de cara a temas de mayor peso como los paramilitares colombianos en Venezuela y el proceso de paz con las Farc.