Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea Mancera Rojas - amancera@larepublica.com.co viernes, 18 de enero de 2013

Según los analistas jurídicos, el caso de Carlos Albornoz, ex director de la Dirección Nacional de Estupefacientes-DNE, podría generar más de diez años de prisión.

Esto porque ante el juez 45 de garantías, la Fiscalía lo acusó formalmente de ocho delitos y lo reponsabilizó de haber ocasionado un detrimento patrimonial de $25.000 millones.

Durante la lectura de imputación de cargos que este viernes se llevó acabo contra el ex director de la DNE, el delegado fiscal, aseguró que el procesado era la única persona jurídicamente autorizada para tomar decisiones al interior de la entidad.

Albornóz está siendo investigado por su presunta responsabilidad en el manejo irregular de bienes incautados al narcotráfico los cuales terminaron en manos de particulares.

Durante el desarrollo de la diligencia judicial, el delegado fiscal explicó las razones por las cuales debería ser condenado el exfuncionario, entre ellas se destaca el irregular nombramiento de Camilo Bula Galeano, como depositario provisional y luego como liquidador de la DNE en 2007.

Según el ente investigador durante dicho nombramiento se violaron todos los procedimientos jurídicos.

Al respecto, la Fiscalía estima que el desfalco que se le causó a la Nación a través del manejo irregular de bienes es de aproximadamente $25.000 millones de pesos.

En el transcurso de la tarde de este viernes a Albornóz se le acusó formalmente de los delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación, peculado por apropiación a favor de terceros, falsedad ideológica, obtención de documento público falso, fraude procesal, prevaricato por acción y prevaricato por omisión.

El exdirector de la Dirección Nacional de Estupefacientes, Carlos Albornoz, consideró que él no puede ser el responsable de las supuestas irregularidades en la administración de los bienes incautados a las mafias.

“Porque yo sea director de una entidad no puedo responder por lo que hagan a otras personas. Repito, yo no soy el que hacia las ventas. Yo no soy experto en avalúos, ¿Cómo controlaba centenares y centenares de avalúos?

Albornoz señaló que en el proceso deben llamarse a otras personas. “Hay que llamar a las inmobiliarias, a los que hicieron los avalúos para que ellos cuenten por qué vendieron a esos precios. Es que no estamos vendiendo bienes de las monjitas de caridad, sino de unas personas con antecedentes, con unas mafias detrás que querian que los bienes no salieran de su patrimonio”, apuntó. Estimó que no “merece” una detención y apuntó que cuando recibió el cargo, en septiembre de 2006, encontró un caos en la entidad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.