Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 1 de junio de 2012

El vicepresidente de la República, Angelino Garzón, despejó este jueves todas las dudas que se habían sembrado sobre su futuro luego de haber perdido la elección para secretario general de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, y ratificó que seguirá en su cargo, para el cual fue electo hasta el siete de agosto de 2014.

'Reitero que seré fiel al mandato del pueblo colombiano que nos dio el 20 de junio de 2010. Mi función como vicepresidente va hasta el 7 de agosto de 2014 a las tres de la tarde', sostuvo Garzón en rueda de prensa.

Más adelante fue más preciso frente a su situación y dijo de manera concreta: 'sacrifico cualquier aspiración personal, social o política para seguir con el propósito de tener un país más próspero'.

Según Garzón, las voces de que él iba a renunciar se dieron más por 'algunos amigos y amigos de algunos partidos' y no 'por los expresidentes de la República', con lo cual quiso negar que el ex mandatario Álvaro Uribe le hubiera hecho una invitación para renunciar y liderar una candidatura presidencial con miras a 2014.

Balance de la campaña
El vicepresidente de la República al hacer una balance de lo que fue aspiración a la secretaría de la OIT, sostuvo que este fue un pedido del presidente Juan Manuel Santos, a quien él le manifestó las dificultades que podría tener esa campaña para alcanzar el cargo.

Según Garzón, su candidatura enfrentaba complejas situaciones como que el director que dejaba el organismo era de la región y que Colombia, por más de 30 años, había sido cuestionado por parte del organismo internacional. Sin embargo, destacó que se demostró que Colombia es un actor importante en este tipo de elecciones y que 'ya no somos mirados como los hermanos chiquitos'.

Frente a lo sucedido en la OIT, Garzón señaló que la suerte hubiera sido otra si los empresarios no hubieran actuado con el mismo planteamiento de los sindicalistas, en el sentido en que sólo definieron su voto hasta que los gobierno definieran a quién acompañaban.

En tono enérgico negó que hubiera habido gastos exagerados, que estuviera viajando con muchos funcionarios y precisó que sus actividades nacionales e internacionales han sido determinadas por el propio Presidente de la República.

El vicepresidente precisó que desde su cargo seguirá hablando 'sobre todas las políticas económicas, fiscales, tributarias, para que tengan rostro humano y un mejor bienestar social'.

Indicó además que este es un gobierno progresista, y confía en que las políticas del presidente Santos se seguirán viendo en el beneficio de los colombianos.

Durante su rueda de prensa incluso Garzón se pronunció sobre el caso del periodista Rómeo Langlois, de quien aseguró que nunca debió ser llevado en el operativo militar, 'zapatero a tus zapatos, los operativos militares sólo deben llevar militares'.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.